Las administraciones se vuelcan con el MWC, excepto Aena

Las administraciones se vuelcan con el MWC, excepto Aena

La edición de este año del Mobile World Congress estará lejos de otros años en cuanto al impacto económico. El Gremio de Hoteles de Barcelona estima que sólo se han conseguido ocupar el 45% de las plazas disponibles en los hoteles de 4 y 5 estrellas.

Ayer se celebró la cena inaugural del evento en la que el President de la Generalitat, Pere Aragonès y la alcaldesa de Barcelona, compartieron mesa con el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y con el rey Felipe VI.

Esta mañana también han coincidido todos en la inauguración del Mobile World Congress 2021, a la que se ha sumado también la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat y Presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín Martinez; además de la teniente de alcalde de agenda 2030 del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Bonet, entre otros.

Además, el acto ha contado con la presencia de la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, la ministra de Industria, Reyes Maroto, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, y el presidente del PSC en el Parlament, Salvador Illa.

También han participado el presidente de Fira de Barcelona, Pau Relat; la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, y el alto comisionado para España Nación Emprendedora, Francisco Polo.

La Generalitat de Catalunya ha aportado a esta edición del MWC cinco millones de euros para reafirmar su compromiso con el MWC Barcelona 2021 y situar a Catalunya como hub tecnológico mundial.

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado en el MWC la estrategia económica hasta 2030, disponiendo de un espacio «Invest in Barcelona» dentro del stand de la Fundación Mobile World Capital con los servicios que se ponen a disposición de las empresas internacionales que quieran invertir o hacer negocios en la capital catalana.

Es decir, todas las administraciones han aportado recursos y realizado estrategias para que el evento más importante del mundo en tecnología salga adelante después de la crisis de la Covid-19, excepto Aena.

Los responsables del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ha abandonado a los usuarios.

El pasado 15 de junio el Aeropuerto de Barcelona, volvió a poner en servicio la Terminal 2 para encarar con la máxima normalidad posible la temporada de verano, según informaron fuentes de Aena, quien también dijo que las instalaciones se habían adaptado a los requerimientos de las autoridades sanitarias para facilitar la llegada y la salida de viajeros.

Pero parece que el anuncio de la infraestructura no cubría la correcta operatividad y atención a los usuarios que llegaban a esta terminal.

Según ha informado la asociación Elite Taxi y ha podido comprobar este diario, Aena una vez más cayo en una falta de previsión de los viajeros que llegaban al Aeropuerto.

Después de las quejas procedentes del sector del taxi por maltratar a los viajeros de esta manera, hoy lunes a las 10 de la mañana, Aena a cubierto el puesto de un controlador en la fila de usuarios que necesitaban taxi en la Terminal 2, puerta B, pero trasladándolo de un lugar a otro, no incorporando un nuevo controlador.

Pero, según informan desde la asociación Élite Taxi, el problema se ha recrudecido afectando ahora a la Terminal 1, donde esta noche ha quedado desabastecido el control de usuarios, formándose largas colas de los congresistas que llegaban a Barcelona para participar en el MWC.

Las administraciones se vuelcan con el MWC, excepto Aena