Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea

Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea

El Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona, ​​la Comisión Europea y la Fundación Mies van der Rohe han entregado los galardones del Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea – Premio Mies van der Rohe 2022 al estudio irlandés Grafton Architects por su obra Town House – Kingston University en Londres, y a los barceloneses Lacol por La Borda, vivienda colectiva construida en la ciudad condal.

El acto ha contado con la presencia de la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, la comisaria europea de innovación, investigación, cultura, educación y juventud, Mariya Gabriel, la presidenta de la Fundación Mies van der Rohe y segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz, directora de la fundación, Anna Ramos, director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Generalitat de Cataluña, Agustí Serra, e Iñaqui Carnicero, director general de Agenda Urbana y Arquitectura del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España.

Además de los ganadores, también los finalistas, junto a los clientes de las obras, han viajado a Barcelona para recibir sus trofeos y protagonizar las charlas y conferencias que transcurrían a lo largo de la tarde en el Pabellón.

La ceremonia se enmarca en la EUmies Awards Day, que se celebró a lo largo de todo el día de ayer en Barcelona e incluye la exposición con maquetas, textos, vídeos y dibujos de las 40 obras seleccionadas y un resumen de las 532 nominadas, así como los debates EUmies Awards Talks , en los que participan los arquitectos ganadores, finalistas, clientes y miembros del jurado del Premio 2022.

Los proyectos premiados

El edificio Town House – Kingston University, que se adapta a los diferentes usos requeridos por un centro educativo, crea una experiencia emocional al tiempo que dignifica la vida de las personas a través de la educación, proporcionando oportunidades equitativas para todos.

En el mismo debate, Lacol explicará su proyecto cooperativo basado en la copropiedad y la cogestión de recursos y capacidades compartidas. El modelo va más allá del proyecto específico de este tipo de viviendas, ya que el estudio catalán también funciona como una cooperativa en la que 13 profesionales ofrecen un camino a seguir y una herramienta activa para promover el cambio político y urbano desde dentro del sistema, basado en la sostenibilidad social, ecológica y económica.

Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea