Barcelona cierra cuatro playas por exceso de bañistas

El buen tiempo y la novedad de bañarse en las playas de Barcelona el primer fin de semana que está permitido, en la fase 2, ha obligado esta sábado a cerrar cuatro de ellas por exceso de aforo.

Las playas que han tenido que ser cerradas son: La Nova Icària, Bogatell, la Mar Bella y el Levante.

Además, también tienen ocupación alta, de un 80%, las playas de Sant Miquel, Sant Sebastià, la Barceloneta y la Nova Marbella. El Fòrum tiene bandera roja por mala calidad del agua.

Colas para acceder a la arena

Por primera vez se han cerrado los accesos en estos puntos y se han formado colas de gente con la intención de acceder a la arena.

Incluso se han producido situaciones no vistas nunca: ciudadanos que habían marchado un rato de la playa y que, a pesar de tener el grupo de amigos y todas las pertenencias dentro, no han podido regresar.

De hecho, en el caso de la playa de la Nova Icària sólo se han habilitado dos puntos de acceso y los informadores, a pesar de las vallas, no han dado abasto para gestionar la avalancha de personas que intenta llegar al mar.

Además de la información de las playas disponible en la web, también se está informando por megafonía a los bañistas y los informadores a pie de playa trabajan para redistribuir la gente.

Durante la mañana se han podido respetar los dos metros de distancia de seguridad marcadas, pero se ha hecho más complicado a medida que ha avanzado el día.

Al mediodía, se ha comenzado a alertar por megafonía que se estaba sobrepasando el límite del aforo recomendado y han pedido a los bañistas trasladarse a otras playas.

Los videosensores en las playas

A lo largo de esta semana se han instalado 18 videosensores para calcular la ocupación de las playas.

Los aparatos dan información en tiempo real para garantizar las distancias de seguridad, tanto a los usuarios como al Ayuntamiento.

Con esta información, si en algún momento se considera que se sobrepasa la capacidad adecuada para mantener la distancia de seguridad, el consistorio restringirá temporalmente el acceso con vallas.

Barcelona cierra cuatro playas por exceso de bañistas