Comienza el festival Cruïlla con cribados a 25.000 personas al día

El Cruïlla comienza su edición más difícil en el Parc del Fòrum con la promesa de convertirse en el primer festival europeo de esta dimensión que se celebra en pandemia. Una propuesta sin límite de aforo ni distancia social, pero con mascarilla dentro del recinto y con previo test de antígenos.

La organización ha preparado un gran dispositivo en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), convertido en un espacio donde cribar a 25.000 personas diarias cada una de las tres jornadas de festival (jueves, viernes y sábado).

Para conseguir un buen éxito en el desarrollo de los test, el festival contará con un equipo sanitario de 300 personas, 200 de ellas auxiliares de enfermería y 100 validadores que estarán repartidos en 200 boxes y que contarán con seis médicos para los casos positivos.

¿Qué deben de hacer los asistentes?

El proceso de llegada y diferentes pasos (el coste total asciende a un millón de euros, y que la organización espera que Cultura cubra una tercera parte) será el siguiente: el público, con su entrada y DNI, estará a partir de las 15 horas en el acceso del CCBI en la plaza Willy Brandt, en una de las dos macroentradas asignadas. Allí se someterá a una toma de temperatura, que no debe superar los 37,5 grados. A continuación, se contará con 80 carriles para pasar el test de antígenos en uno de los 200 boxes.

Después de la prueba, el test se vinculará a la pulsera cashless que se le habrá dado a cada persona en la entrada. El sistema evita el uso de aplicaciones como la que dejó el primer día el Vida Festival en Vilanova i la Geltrú con un pequeño caos.

Con el test realizado, pero sin saber aún el resultado, el asistente irá a la entrada del Forùm donde tiene lugar el festival. Una vez allí, y pasados quince minutos, se le comunicará el resultado por correo electrónico y en su cuenta personal de la web. Los que den positivo recibirán asesoramiento médico in situ y se les devolverá el importe.

Cartel del Cruïlla para este año

El Cruïlla, que forma junto al Vida Festival y el Canet Rock son el trío de festivales que llevan a cabo el ensayo avalado por las consellerías de Cultura, Interior y Salud y el Procicat. Ofrecerá en cuatro escenarios un cartel eminentemente nacional con artistas como Kase. O, Sopa de Cabra, Amaral, Manel, La Casa Azul, Dorian o Leiva.

Comienza el festival Cruïlla con cribados a 25.000 personas al día