El sector del taxi amenaza con nuevas movilizaciones antes del MWC

El sector del taxi amenaza con nuevas movilizaciones antes del Mobile World Congress

El gobierno «se está esforzando, pero para nosotros no es suficiente», resume Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi.

La asociación que lideró las movilizaciones de los taxis en plena Gran Vía de Barcelona el verano de 2018 ha anunciado este jueves que propondrá al resto de agentes del sector «movilizaciones inmediatas».

El objetivo es denunciar que «casi ninguna norma relacionada con la regulación de los vehículos de transporte con conductor se está aplicando» y avisar a la administración pública que tiene el Mobile World Congress 2020 «en el punto de mira», informó la asociación en un comunicado.

La idea de la reunión es explicar al sector (sobre todo, dice Tito Álvarez, a las radioemisoras) la situación y consensuar un calendario de actuaciones en caso de que no se perciba ninguna respuesta desde el Gobierno.

«Mañana propondremos convocar movilizaciones si en un periodo de tiempo corto no hay movimientos», avanza el portavoz de Élite Taxi.

«Las movilizaciones irán de menos a más, podrían comenzar con una marcha lenta y terminar con un paro: no queremos plantarnos en la Gran Vía, pero nunca se sabe», especifica Álvarez.

«No queremos causar ninguna molestia a la ciudadanía ni a los usuarios, ya que somos un servicio público, pero no nos queda más remedio que tomar medidas para que se pongan los medios suficientes y se faciliten las herramientas necesarias para el cumplimiento de la ley» , dice en el comunicado emitido.

Las demandas de los taxistas

Las reivindicaciones son diversas.

Por ejemplo, que los precios del trayecto estén visibles dentro de los vehículos VTC, que se quite la geolocalización de Cabify a través de Google Maps o que se mejore el control sobre este servicio en los aeropuertos y las zonas urbanas por parte de los agentes.

«Los VTC tienen días de fiesta, al igual que los taxistas, y la misma Guardia Urbana nos dice que es muy complicado sancionarlos porque todavía no tienen herramientas», explica Álvarez.

Según expone Tito, hay dos registros electrónicos para gestionar la precontratación, uno que tiene el ministerio de Fomento y otro que tiene la Generalitat, y la compartición de datos no se hace de manera correcta.

«Cuando se acerca el policía le enseñan el Google Maps que muestra que están marchando en la base, y es mentira, pero como la policía no puede comprobar si tienen servicio o no … así estamos, que hecha la ley hecha la trampa «, señala el portavoz de Élite Taxi.

El sector del taxi amenaza con nuevas movilizaciones antes del MWC