El Partido Popular y varios de sus cabecillas condenados en firme por corrupción

El Partido Popular y varios de sus cabecillas condenados en firme por corrupción

El Partido Popular y varios de sus cabecillas de diferentes etapas han sido condenados ya en firme, por el Tribunal Supremo, por su vinculación directa con la trama corrupta Gürtel.

Francisco Correa ha sido condenado a 51 años de cárcel por muy diversos delitos, y Pablo Crespo, a 36 años y ocho meses de cárcel.

La administradora Felisa Isabel Jordán, ha sido condenada a 14 años y 11 meses de cárcel, el contable José Luis Izquierdo, a 13 años y diez meses de cárcel, y Luis de Miguel a nueve años y un mes de cárcel.

La sentencia de la Sala de lo Penal del Supremo ratifica en líneas generales la dictada en mayo de 2018 por la Audiencia Nacional sobre la primera época de actividades de la trama, de 1999 a 2005.

Contempla un total de 32 condenados, tres de ellos, como partícipes a título lucrativo, entre ellos Correa, sus familiares y colaboradores, y el Partido Popular y varios de sus cabecillas, así como familiares y colaboradores de los mismos.

Concretamente, el PP ha sido condenado, como partícipe a título lucrativo de la trama –en la que mediaron sobornos a autoridades y funcionarios, se emitieron facturas falsas y se organizó un entramado de empresas para acceder a la contratación pública y para ocultar la procedencia ilícita de los fondos y su destino posterior, así como para ocultárselos a Hacienda–, a pagar 245.492,80 euros.

Entre los numerosos del Partido Popular condenados por el Tribunal Supremo destacan Luis Bárcenas, Guillermo Ortega, Alberto López Viejo, Jesús Sepúlveda o Ana Mato.

El Partido Popular y varios de sus cabecillas condenados en firme por corrupción