Más de 200 heridos en las protestas contra el gobierno en Beirut

Más de 200 heridos en las protestas contra el gobierno en Beirut

Casi dos centenares de heridos en enfrentamientos con la policía en las calles de Beirut en un día complicado de protestas bajo el lema «sábado de rabia».

Piden la formación de un nuevo gobierno y medidas para combatir la crisis financiera.

Después de dos semanas de relativa calma, se han reactivado las protestas, que ya duran cuatro meses.

Las calles del centro de Beirut se han convertido en el escenario de un duro enfrentamiento entre los antidisturbios y los manifestantes.

Un grupo de activistas que ha participado en el movimiento de protesta desde su comienzo el 17 de octubre a través de las redes sociales aseguraba que «el pueblo no se deja intimidar por el gobierno opresivo» y pidió a los manifestantes que ejerzan presión en todas las entradas del Parlamento.

Los manifestantes han reventado cristales y cajeros de bancos, y han lanzado cócteles molotov y petardos contra los antidisturbios ante el Parlamento.

Por el contrario, la policía ha utilizado con toda la contundencia cañones de agua y gas contra los participantes en la protesta.

Según la Cruz Roja del Líbano hay 80 heridos que han sido trasladados a los hospitales y más de 140 que han sido atendidos en el lugar de las protestas.

El primer ministro dimisionario, Saad Hariri, ha denunciado a través de Twitter los enfrentamientos y actos de sabotaje, advirtiendo que amenazan la «paz social» de país y asegurando que no se permitirá que Beirut vuelva a ser un lugar de «destrucción y frentes de combate» , en referencia a la guerra civil (1975-1990), cuando la ciudad estaba dividida en zonas por sectas religiosas.

Las protestas en Líbano han reavivado esta semana, después de un paro debido a las fiestas navideñas y la designación de Hassan Diab como primer ministro encargado de formar gobierno tras la renuncia a finales de octubre de Hariri.

Sin embargo, Hassan Diab no ha conseguido aún formar su gabinete, y los manifestantes exigen que sea tecnócrata porque saque al país de la profunda crisis económica, con los bancos que aplican límites a la retirada de divisas y falta de liquidez en el sistema des hace meses en un país fuertemente endeudado.

Cuatro meses de protestas

Las protestas comenzaron por la controvertida decisión de introducir un impuesto al uso de WhatsApp y provocaron la dimisión del primer ministro del país, Saad Hariri, el pasado mes de octubre.

El primer ministro terminó retirando la propuesta para tratar de calmar los ánimos e incluso planteó una serie de reformas económicas para revertir el desánimo de muchos libaneses.

Ni una medida ni la otra, sin embargo, han servido para detener las protestas.

Más de 200 heridos en las protestas contra el gobierno en Beirut