Veto a los vehículos con etiqueta amarilla en la ZBE a partir de 2028

Los vehículos con etiqueta amarilla no podrán circular por la ZBE a partir del 1 de enero de 2028

Los vehículos que tienen la etiqueta amarilla de la DGT no podrán seguir circulando por la zona de bajas emisiones (ZBE) a partir del 1 de enero de 2028. Se trata, sobre todo, de vehículos diésel, si bien también se verán afectados algunos de gasolina. Se trata de una de las medidas contempladas en el nuevo Plan de calidad del aire, horizonte 2027, del Govern de la Generalitat. El ejecutivo lo ha hecho público este miércoles y tiene previsto aprobarlo durante las próximas semanas como decreto.

El plan especifica que antes del 1 de enero de 2026, la circulación de los vehículos diésel con etiqueta amarilla quedará restringida cuando se activen avisos por contaminación de NO2 y que la prohibición será permanente dos años después.

Hasta ahora, el AMB no había concretado la fecha en la que empezaría el veto de estos vehículos, pero el Ayuntamiento sí había confirmado que estaba trabajando con el resto de administraciones.

Excepciones

Según ha informado el Govern, el plan establece autorizaciones excepcionales para vehículos que no cumplan los requisitos ambientales y excepciones, como el caso de los servicios de emergencia y esenciales, las personas con enfermedades o discapacidades o las personas con movilidad reducida.

También quedarán excluidos de las restricciones los vehículos de personas con ingresos inferiores a ciertos umbrales. Además, las personas residentes, durante el plazo de un año desde la implantación de la ZBE, podrán acceder a la ZBE de su municipio hasta un máximo de 52 días al año, y las furgonetas y vehículos implicados en la distribución de mercancías sin etiqueta tienen un período máximo de exención de tres años.

¿Qué vehículos tienen la etiqueta amarilla?

La etiqueta amarilla es la que corresponde a la letra B. Identifican turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2000 y de Diesel a partir de enero de 2006. Los Diesel deben cumplir el nivel de emisiones Euro 4 (los próximos a ser vetados) y Euro 5, mientras que los de gasolina deben cumplir con los protocolos Euro 3.

En el caso de los vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de Diesel, deben estar matriculados a partir de 2005 y cumplir con el nivel de emisiones Euro 4 o Euro 5. Los vehículos ligeros como las motos, matriculados a partir de 2003, deben cumplir el nivel de emisiones Euro 2.