Barcelona pone freno a las cocinas fantasma
Proyecto de macro cocina en Sant Martí

Barcelona pone freno a las cocinas fantasma

En Barcelona han comenzado a emerger grandes proyectos de los llamados cocinas fantasma que han puesto en pie de guerra a los vecinos ante el peligro de sufrir problemas de olores, ruido o aglomeraciones de repartidores.

Por ello, el Ayuntamiento de Barcelona a finales del mes de marzo impuso una moratoria para todos los permisos de cocinas fantasma, que de hecho, técnicamente, son «permisos de obrador». Pero, ahora, ha ido más allá y ha modificado la moratoria limitando a 100 metros cuadrados la superficie de estos centros, y dejando inviable cualquier proyecto de macro cocina, ya que las instalaciones más pequeñas constan de 400 metros. Es una medida provisional a la espera de que se tome una definitiva durante los próximos meses.

Los proyectos existentes

Esta normativa tiene efecto para los nuevos proyectos que no tienen permisos. ¿Pero qué pasa con las dos que ya tenían todos los documentos pertinentes?

El Ayuntamiento de Barcelona está manteniendo reuniones periódicas con la empresa que quiere hacer las dos polémicas macro cocinas en Barcelona, Cooklane, (del fundador de Uber).

De estas reuniones ha salido el firme compromiso de no sacar adelante el proyecto del distrito de Sant Martí, una antigua nave industrial de 500 metros cuadrados donde querían instalar 20 cocinas. No hay nada escrito, pero Cooklane ha renunciado por ahora a hacer nada con el edificio.

La única prueba escrita no es una renuncia de la compañía, sino una nota del Ayuntamiento del viernes, cuando, coincidiendo con la reunión, se hace referencia a la suspensión de las obras que tenía Cooklane. Hasta ahora, este era el único proyecto que se había escapado de la moratoria de marzo, pero la suspensión le afecta tanto a las obras de construcción como en la misma actividad.

Sin embargo, Cooklane sí piensa recurrir sobre las instalaciones de Les Corts. Es donde tiene las obras más avanzadas y donde ya se puede ver desde hace meses una chimenea gigante que serviría a un centro de 1.500 metros cuadrados con 40 cocinas.

Barcelona pone freno a las cocinas fantasma
Obras de la macro cocina en Les Corts

La apuesta de la compañía es por este centro, porque Cooklane desembarcó en Barcelona allí y prevé hacer 163.000 pedidos semanales según documentos internos de la compañía, por la situación céntrica de la cocina fantasma, junto al Camp Nou.

Barcelona pone freno a las cocinas fantasma

1 Comentario

Comments are closed.