Llum BCN, el festival de luz de Barcelona, llegará hasta la playa

El festival de luz de Barcelona se expande este año y llegará hasta la playa

Este noviembre vuelve a las calles de Barcelona el Festival d’Arts Lumíniques Llum BCN con una edición especial en fechas también excepcionales.

Un programa de actividades recuperado del último mes de febrero, con el que el festival llega a su décima edición, mientras prepara el regreso en el formato habitual en febrero de 2022.

Después de la edición más internacional, en febrero de 2020, Llum BCN se ha consolidado como festival lumínico de referencia a nivel nacional. Lo que empezó como una muestra de instalaciones lumínicas en Ciutat Vella, se ha convertido en un espacio de experimentación artístico donde confluyen grandes figuras internacionales.

En la edición celebrada en 2020, el festival recibió 200.000 visitantes, en un total de 57 espacios y, por primera vez, se contó con el Ágora para el conocimiento y la creación. Una edición donde celebró, también, el primer Hackathon de iluminación interactiva de España donde profesionales (diseñadores, arquitectos) colaboraron con programadores, artistas y creadores para construir juntos proyectos de iluminación creativos.

Llum BCN, el festival de luz de Barcelona, llegará hasta la playa
Eugnia Balcells

Llum BCN es un gran laboratorio del paisaje nocturno al aire libre en el que, durante tres noches, se encuentran exploradores creativos de todas las disciplinas: el arte, el diseño de iluminación y de entornos interactivos, la arquitectura, el audiovisual expandido y las artes en vivo.

Por encima del su carácter festivo, el festival es más que uno espectáculo efímero. Una oportunidad para hacer preguntas, desafiar las visiones preconcebidas de lo que puede ser el espacio urbano, y crear nuevos modelos de participación y convivencia.

Desde que se trasladó a Poblenou, en el año 2018, Llum BCN destaca por su singularidad artística, siendo referente de los grandes festivales de la luz europeos de mayor prestigio y con una respuesta masiva de visitantes. El evento tiene vocación de convertirse en un festival referencial para integrar, abrir y mostrar los nuevos caminos artísticos en torno a la tecnología y la luz.

Llum BCN pone en valor los espacios y la diversa tipología de arquitecturas existentes en el Poblenou y 22@. El festival es testigo cada año de la transformación de este barrio, que partiendo de un pasado industrial se reinventa generando propuestas de nueva centralidad que colocan en este núcleo postindustrial en el punto de mira de la vanguardia barcelonesa.

Durante tres noches se perturba un paisaje urbano que se mueve entre grandes edificios de última generación, antiguas chimeneas, naves industriales, y, a menudo, el vacío de algunos solares. Sus visitantes tienen la oportunidad de descubrir un Poblenou inédito, en muchos casos abriendo por primera vez las puertas de espacios de acceso restringido.

Llum BCN tiene como protagonistas a artistas de referencia con trayectorias consolidadas a nivel internacional, junto a la participación de las escuelas de diseño, arquitectura, arte e iluminación de Barcelona. Por las ediciones anteriores del festival han pasado creadores clave como Rafael Lozano-Hemmer, United Visual Artists, Luke Jerram, Julio LeParc, Daniel Canogar y muchos otros, pero también miles de estudiantes de las escuelas de la ciudad.

Esta singularidad de compartir programa oficial con trabajos consolidados de artistas referentes y los trabajos de «la academia» es un elemento distintivo del modelo Llum BCN.
Encontrarse en el espacio público, apropiarse de él para ocuparlo y resignificarlo, es una de las mejores formas de ejercer la ciudadanía.

El festival Llum BCN, público y gratuito, es una de las ocasiones especiales en las que los barceloneses y barcelonesas se vierten en las calles de Poblenou para sumarse a una fiesta que tiene mucho de experimento y de ejercicio especulativo sobre las formas presentes y futuras de la ciudad.Llum BCN, el festival de luz de Barcelona, llegará hasta la playa

Llum BCN 2021, una edición especial

El 5 de noviembre arranca una edición especial del Llum BCN, que se alargará durante toda la semana, y que será todavía en un formato más íntimo, pero con el afán de emprender el camino hacia a una edición, en febrero de 2022, con total normalidad.

En esta edición los espectadores todavía no podrán moverse libremente por los espacios, puesto que el evento fue pensado para celebrarse con las restricciones correspondientes a febrero del 2021.

Así, este formato ofrecerá la opción de la reserva previa para que el usuario pueda planificar mejor su visita, pero también se podrá acceder a las instalaciones sin haber hecho reserva previa, siempre que lo permitan los aforos. Por tanto, no se perderá aquella esencia de exploración urbana en un barrio en reinvención continua como Poblenou.

Y, en esta misma línea, la situación excepcional actual se ha percibido como una oportunidad para llevar más lejos Llum BCN y redescubrirlo en los espacios expandiendo el festival por todo el distrito de Sant Martí: el Parc del Centre, la fachada del Disseny Hub, la Torre Glòries, la playa de la Mar Bella, Can Ricart o Ca l´Alier, entre otros, serán los escenarios diversos y singulares que permitirán disfrutar del espectáculo único de la luz, al tiempo que los asistentes se dejarán atrapar por el pasado y el presente de este barrio de fuerte identidad.

Desde su creación, el festival se ha reafirmado como un gran experimento en el que las comunidades creativas pueden intervenir sobre la ciudad de un modo único. Este año, Llum BCN incluye una treintena de propuestas gratuitas y para todos los públicos.

Reserva anticipada para evitar colas y planificar las visitas

Todas las instalaciones y exposiciones se sitúan en espacios reducidos, muchos al aire libre, y el aforo es limitado. Por eso, habrá la opción de realizar reservas previas para evitar haber de hacer colas y planificar la visita con mayor comodidad.

Las reservas se podrán hacer a través de la web y la app del evento. Sin embargo, también se podrá acceder al festival sin la reserva, pero en este caso la entrada estará supeditada al aforo de los espacios en cada momento.

Habrá un máximo de 4 reservas por día y por correo electrónico y un máximo de 2 personas por reserva, donde se podrá reservar para 12 espacios diferentes y, en algunos espacios, la misma reserva será válida para más de una instalación.

El festival de luz de Barcelona llegará hasta la playa