El Mercado de la Abacería incluirá más espacios interiores para entidades y exteriores para uso del vecindario

El Mercado de la Abacería incluirá más espacios interiores para entidades y exteriores para uso del vecindario

El nuevo Mercado de la Abacería se transformará para convertirse en un eje vertebrador e integrador en el barrio de la Vila de Gràcia.

El Instituto Municipal de Mercados de Barcelona ha modificado el proyecto inicial para dar respuesta a las demandas de entidades y asociaciones del barrio, que pedían más espacios en un barrio especialmente denso.

Así pues, por una parte se incluye una tercera planta subterránea donde se habilitarán almacenes para entidades y asociaciones de la Villa de Gracia, y por otro, con la nueva disposición permitirá crear un nuevo espacio público exterior, de 1.120 metros cuadrados, equivalente a la plaza de John Lennon, para uso y estancia de los vecinos y las vecinas. Además hay que destacar también que el equipamiento será más abierto, las paradas del interior podrán interactuar con la calle, con una infraestructura con más vidrio.

Hoy se ha dado a conocer el nuevo proyectos a entidades de vecinos y vecinas y comerciantes, tras de presentarlo al conjunto de comerciantes del mercado. De esta manera, el mercado definitivo contará con una superficie construida de 14.561 m2.

La rehabilitación integral del edificio histórico del Mercado de la Abacería prevé la incorporación de nuevos operadores que complementen la oferta de fresco del mercado, entre los que un espacio de economía cooperativa y un autoservicio, y dota al equipamiento de los servicios y logística que ya tienen la gran mayoría de mercados de la ciudad para facilitar las diversas actividades que se desarrollen.

Situado en la Travessera de Gracia, en el corazón del barrio desde el siglo XIX, el mercado de la Abacería es una referencia del comercio de proximidad, esencialmente del alimentario, en el barrio. Motor dinámico de la actividad comercial y de la vida social, es el mayor equipamiento comercial dentro del Eje Comercial de Travessera de Gràcia.

Actualmente, el Mercado de la Abacería está situado en una carpa provisional en el Paseo San Juan, entre las calles Industria y San Antonio María Claret desde que se trasladaron el 11 de julio de 2018. Los 56 comerciantes que hay instalados se distribuyen entre 43 establecimientos alimentarios a el interior, y 13 paradas de no alimentarios en el exterior, en el lado Llobregat del mercado.

Un mercado centenario

El mercado de la Abacería tiene su origen a finales del siglo XIX con la instalación de unas paradas en la plaza de la Revolución, en la antigua Vila de Gràcia. En 1892 se trasladaron al lugar actual, donde el mercado se cubrió y se inauguró con el nombre de Santa Isabel. Posteriormente se recuperar el nombre de mercado de la Revolución hasta que se llamó Abaceria central, el cual se mantiene en la actualidad.

Como la mayoría de mercados centenarios de la ciudad, tiene una estructura arquitectónica metálica con cierre de obra vista y está formado por tres cuerpos, una nave central y dos pasillos laterales.

Hasta los años cincuenta el interior del mercado presentaba un aspecto muy diferente al de hoy en día. En lugar de las actuales paradas había unas tablas de madera o de mármol, sin
roturas, por lo que se tenía una visión general de todo el Mercado, de un lado al otro.

El mercado antiguo tenía una superficie construida de casi 4.000.- m², dispuestos en una única planta de ventas, y un sótano, en dos niveles, donde se situaban de forma exclusiva las cámaras frigoríficas.

Como ya le pasó a otros mercados de la red de Barcelona, ​​se fue convirtiendo en un
equipamiento con instalaciones precarias y anticuadas además de insuficientes, y una distribución anticomercial desde su origen.

Aprobación del acuerdo para la reforma de la Abacería

En julio de 2016, tras varios estudios, trabajos, negociaciones, propuestas y un amplio
proceso participativo con vecindario, comerciantes y vendedores, el Instituto Municipal de Mercados de Barcelona y la Asociación de Vendedores del Mercado firmaron el acuerdo de remodelación del mercado, con una ratificación espectacularmente mayoritaria de la Asamblea de Vendedores.

En diciembre de 2017 se empieza a construir el mercado provisional del Paseo Sant Joan, y al julio de 2018, los comerciantes se trasladan al mercado provisional con una muy buena respuesta por parte de los vecinos y vecinas, tal y como atestiguan los mismos vendedores y vendedoras del mercado.

La deconstrucción del antiguo edificio terminó el pasado mes de enero, dejando sólo
la espectacular estructura metálica. La previsión es que las obras del nuevo mercado comiencen en terminar el año 2021 o justo al comienzo del 2022.

El Mercado de la Abacería incluirá más espacios interiores para entidades y exteriores para uso del vecindario