Prisión por robar a hombres por sumisión química que contactaba a través de Apps

Los Mossos d’Esquadra detienen a un hombre por difundir imágenes íntimas de familiares en las redes sociales

Agentes de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de Les Corts detuvieron el 11 de mayo a un hombre de 24 años como presunto autor de un delito de descubrimiento y revelación de secretos. Había exigido una suma de dinero al hermano ya su cuñada a cambio de no difundir imágenes suyas de carácter íntimo que había obtenido de forma ilegítima. El viernes pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos.

El 24 de marzo la mujer recibió un correo en inglés desde un perfil anónimo en el que se le reclamaba una suma de dinero a cambio de evitar la difusión de vídeos suyos de contenido sexual a familiares, amigos ya través de las redes sociales . La mujer respondió con el bloqueo del mensaje y no pinchó el enlace malicioso, tal y como aconsejan los Mossos.

Al cabo de unos días, recibió una solicitud de amistad en una red social de un perfil que no conocía. En el mensaje se adjuntaba una dirección de internet que enlazaba con un archivo, cuyo nombre correspondía a su número de DNI. En el interior había imágenes y vídeos de carácter sexual y erótico con su pareja, hermano del detenido. Algunas de las imágenes se habían grabado cuando la víctima era aún menor de edad. Aparte de las dos víctimas, a priori nadie más tenía acceso a las imágenes de los teléfonos.

Las gestiones de investigación determinaron que la persona que accedió al contenido del teléfono era el hermano de una de las víctimas. Los investigadores se centraron en el nombre de un perfil de una red social a través del cual el investigado había enviado una solicitud de amistad a su cuñada.

El apodo era muy similar al que utilizaba habitualmente en varios juegos online. Otro atisbo que apuntaba a su presunta autoría era la mala relación que tenía con su hermano. El arrestado se había llevado el móvil del hermano del domicilio familiar aprovechándose de que, en ese momento, ni él ni su pareja, estaban delante. Accedió al contenido del terminal puesto que disponía de las claves de acceso que el hermano le había proporcionado cuando la relación entre ambos era buena.

El 11 de mayo se llevó a cabo una entrada en el domicilio del investigado y se le detuvo. Durante el cacheo los agentes localizaron el teléfono móvil de una de las víctimas que contenía los vídeos íntimos que se habían difundido.

El arrestado ya había sido denunciado por revelación de secretos y amenazas en 2018 por hechos similares.