Barcelona tendrá una ordenanza pionera en España contra la discriminación

Barcelona promueve una nueva Ordenanza de Igualdad de Trato y No Discriminación pionera en España

Intervención de Jaume Collboni

El Ayuntamiento de Barcelona abrirá el próximo 1 de julio un proceso de consulta pública para promover una nueva Ordenanza que regule de forma específica la lucha en favor de la igualdad de trato y la no discriminación. Con esta nueva normativa, Barcelona se afianza como ciudad líder en la defensa de los derechos humanos y en la lucha contra las discriminaciones.

El anuncio lo ha hecho hoy el alcalde de Barcelona, ​​Jaume Collboni, en la recepción a los y las representantes de las entidades del colectivo LGTBI de la ciudad con motivo de la conmemoración del día por la liberación sexual y de género.

«Barcelona será la primera ciudad del Estado en tener una ordenanza específica y propia contra las discriminaciones y los delitos de odio», así lo ha anunciado el alcalde. “Regularemos de forma activa las medidas en favor de la igualdad, del respeto, de la tolerancia y de la diversidad y daremos capacidad sancionadora a nuestra administración para perseguir también por la vía administrativa cualquier muestra o actuación que sea discriminatoria o que exprese odio hacia el colectivo LGTBI o cualquier otra minoría” ha añadido Collboni, que también ha querido destacar que se creará a través de un proceso participativo con los colectivos, entidades, ciudadanía y expertos y expertas para elaborar “la mejor ordenanza posible” y “por ser proactivos, positivos, y por fomentar las medidas de divulgación, conocimiento, respeto, diversidad, pero también por tener un régimen sancionador por no dejar ninguna agresión sin respuesta.”

Será la primera consulta que se realizará a la ciudadanía, y se realizará a través de la web del Ayuntamiento de Barcelona y recogerá la opinión de la ciudadanía y de las organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la futura normativa. La consulta se cerrará el día 29 de julio de 2024.

Posteriormente, en el último trimestre de 2024, está previsto abrir un proceso participativo para hacer pública el borrador de texto normativo y recoger el máximo de propuestas y observaciones de toda la ciudadanía , con la ambición de conseguir un texto de mirada amplia y con el máximo consenso social. Se prevé que la nueva ordenanza se apruebe a lo largo del año 2025.


Ayuntamiento y Generalitat ya lucen el pendón por el Día del Orgullo LGTBI

Ayuntamiento y Generalitat ya lucen el pendón por el Día del Orgullo LGTBI

 


Una Ordenanza contra las discriminaciones pionera en el Estado

Esta Ordenanza es la herramienta que Barcelona utiliza para desarrollar la Ley 19/2020, de 30 de diciembre, de igualdad de trato y no discriminación (y resto de normativa específica asociada), que en su Disposición Adicional Séptima determina que Ayuntamiento de Barcelona le corresponde la competencia para regular cualquier conducta discriminatoria e incoar e instruir los procedimientos sancionadores correspondientes e imponer las sanciones que procedan.

La Carta Municipal de Barcelona indica que el Ayuntamiento debe velar por que en la ciudad no se produzcan conductas discriminatorias negativas por razón de raza, religión, color, ascendencia, edad, género, sexo, discapacidad o lugar de nacimiento. Y también regula mediante ordenanza municipal, aquellas conductas constitutivas de infracción administrativa grave como son tener comportamientos incívicos de contenido xenófobos, racistas, sexistas y ltbifóbicos e imponer las sanciones que corresponda. Estas sanciones se realizan actualmente a través de la ordenanza de convivencia ciudadana en el espacio público bajo un concepto muy genérico de “conducta de desprecio a la dignidad de las personas”.

La Ordenanza de Igualdad de Trato y No Discriminación que ahora se promueve, y que será pionera en el Estado, permitirá disponer de una normativa actualizada y unificada en un único cuerpo normativo que regulará, garantizará y dotará de seguridad jurídica, en los diferentes ámbitos en los que tiene competencia el Ayuntamiento de Barcelona, ​​el derecho a la igualdad de trato y no discriminación en la ciudad de Barcelona para erradicar cualquier actuación o comportamiento que pueda atentar contra la dignidad de las personas y contra el libre desarrollo y la libre expresión de la propia personalidad.

La norma pondrá especial énfasis en las medidas de prevención frente a las situaciones de discriminación, fomentando las acciones de sensibilización, educación en derechos, formación especializada y capacitación profesional de los trabajadores y trabajadoras municipales.

Asimismo, contempla una serie de derechos que las víctimas de discriminación verán protegidos, de los que destacan: el derecho a recibir una atención integral y coordinada, en espacios amables y adaptados a sus necesidades, de forma accesible, siendo informadas en todo momento del proceso, evitando la doble victimización y poniendo a su disposición desde un inicio en todas las situaciones, propuestas de mediación y medidas de justicia restaurativa. También se pretende incorporar un procedimiento sancionador actualizado con la normativa.

La Oficina por la No Discriminación abrió en 2023 un total de 274 expedientes

La Oficina por la No Discriminación es un servicio municipal creado en 1998 para acompañar a las personas que sufren discriminación, ofrece una atención integral a las personas afectadas víctimas y trabaja por la sensibilización en derechos humanos de la ciudadanía de Barcelona. En 2023 abrió un total de 274 expedientes por discriminación, 114 de los cuales fueron expedientes por situaciones de atención a personas afectadas víctimas de racismo y xenofobia y 65 expedientes por discriminación por LGTBIfobia.

Esta cifra contrasta con las denuncias recogidas por parte de los cuerpos de seguridad, mucho menores, puesto que a menudo las personas afectadas, por varios motivos, deciden no presentar denuncia. La no denuncia de las situaciones de discriminación y de las vulneraciones de derechos obstaculizan la detección del impacto de las discriminaciones en el reconocimiento de los derechos humanos, la identificación de grupos con mayor riesgo, la evidencia de lugares donde se producen con mayor prevalencia y cuáles las cometen.

La futura Ordenanza de Igualdad de Trato y No Discriminación debe permitir incrementar las herramientas del Ayuntamiento de Barcelona para garantizar derechos, debe ser un instrumento clave para visibilizar y detectar las discriminaciones que se dan en la ciudad y poner a la víctima de la situación discriminatoria en el centro de todo el proceso, en el marco de un modelo de ciudad cuyo objetivo es la salvaguarda de los derechos humanos.

Nuevo Pacto de Ciudad para la salvaguarda de los Derechos Humanos

Esta nueva Ordenanza se realiza en paralelo a la redacción del nuevo Pacto de Ciudad por la salvaguardia de los Derechos Humanos en la ciudad, que inició su proceso de construcción en noviembre del año pasado y que tiene como objetivo llegar a nuevos acuerdos entre todos los sectores de Barcelona para afrontar los grandes retos de la ciudad haciendo hincapié en la justicia social y la garantía democrática.

De forma específica, trabajará el fomento de la cultura de reconocimiento y defensa de los derechos humanos entre la ciudadanía, la sociedad civil y los empleados públicos; la aplicación de un enfoque basado en derechos humanos en la gestión de servicios públicos y privados; así como el refuerzo de los mecanismos de garantía de derecho, dándoles a conocer y asegurando su efectividad.