La Guàrdia Urbana estrena un nuevo módulo en el espigón del Bogatell

La Guàrdia Urbana estrena un nuevo módulo en el espigón del Bogatell

El pasado 22 de junio entró en funcionamiento el Grupo de Playas de la Guàrdia Urbana de Barcelona que estará desplegado hasta finales de septiembre.

Este grupo operativo está en marcha desde hace nueve años.

Desde su sede situada en el edificio de la Oficina Conjunta de Guardia Urbana y Mossos, desde el módulo de la playa de la Barceloneta y desde el módulo situado en el espigón del Bogatell, controla y realiza el seguimiento de todos los fenómenos que se vayan detectando en la zona de playas.

Además, elaboran las estrategias correspondientes para hacerles frente.

Para mantener la calidad en el servicio del grupo la Guàrdia Urbana ha mejorado las instalaciones del litoral barcelonés.

Este año se han reformado las instalaciones del módulo de la Barceloneta para adaptarlas a su tarea y esta semana entra en funcionamiento las nuevas instalaciones situadas en el espigón del Bogatell con el que el Grupo de Playas ganará 60 m² en un espacio propio y lo dejará de compartir con Ciclo del Agua como en los últimos años.

Grupo de Playas

Los policías integrantes de estos grupos patrullan a pie; con scooters; con vehículos de cuatro ruedas; con bicicletas; con vehículos tipo «quad» adaptados especialmente para circular por la arena; y con dos embarcaciones semirrígidas (de 6,5 y 7,5 metros respectivamente), que permiten mejorar las tareas de vigilancia y control tanto de la playa como de los espigones.

Desde su puesta en funcionamiento hace cinco semanas, los agentes del Grupo de Playas han interpuesto 3.843 denuncias relacionadas con la venta ambulante no autorizada y ha intervenido 30.506 productos, la gran mayoría latas, unas 28.645, y 644 productos textiles.

Por otra parte, los agentes de este grupo operativo han realizado 14 detenciones y han investigado a 46 más en relación a ilícitos penales, tales como hurtos, robos con violencia e intimidación, robos con fuerza en vehículos estacionados, etc.

En este periodo los agentes también han interpuesto 499 denuncias a vehículos de movilidad personal y 44 por actividades y servicios no autorizados (masajes). `

En cuanto a la actividad de los la patrulla marítima, se han podido realizar 19 auxilios en el mar y en los espigones, donde también se han retirado 2.460 personas.

Los agentes también han interpuesto 45 denuncias por no respetar las indicaciones de baño, la mayoría de ellas para bañarse en los espigones y en otras zonas señalizadas en las que no está permitido el baño, o el paso está restringido.

Acceso a las playas

Para garantizar que el uso de las playas se puede hacer con seguridad sanitaria y con el objetivo de preservar la salud de la ciudadanía, se controla el acceso y el aforo en la zona de arena.

En aquellos momentos cercanos a llegar al aforo máximo, la Guàrdia Urbana realiza cierres parciales o totales para poder garantizar el distanciamiento físico entre personas.

Cuando se adoptan esta medida de cierre de las playas, el Grupo de Playas también vela para que no se producen situaciones de saturación en los espacios públicos (parterres, jardines, etc.) existentes en la franja anterior a las playas.

Los agentes de este grupo también se encargan de controlar el uso de las mascarillas fuera de las zonas donde no es obligatoria y ya se han interpuesto 12 denuncias en este sentido.

La Guàrdia Urbana estrena un nuevo módulo en el espigón del Bogatell