El Eixample rehabilitará los Jardines de la Reina Victoria Eugenia

El Eixample rehabilitará los Jardines de la Reina Victoria Eugenia

El Distrito del Eixample llevará a cabo un proyecto de mejora y rehabilitación de los Jardines de la Reina Victoria Eugenia, situados en la calzada central de la Gran Vía de las Cortes Catalanas, entre la Rambla de Cataluña y el Paseo de Gracia. Llamado también Jardí de les Quatre Copes, se inscribe en la planificación que se hizo justo hace un siglo de un conjunto de cuatro espacios urbanos, conceptualizados desde Parques y Jardines como jardines de cercanías, distribuidos homogéneamente en el Eixample.

El proyecto que ahora se ha aprobado inicialmente quiere recuperar, en la medida de lo posible, el espíritu de los jardines originales de estilo novecentista que el paso del tiempo ha desdibujado con la eliminación de los elementos de agua en los años ochenta, o la incorporación de nuevas infraestructuras como la boca del metro o diferentes esculturas de arte.

También se quiere rendir homenaje a Nicolau M. Rubió i Tudurí, quien fue director de servicio de Parques Públicos y Arbolado del Ayuntamiento de Barcelona entre 1917 y 1937 ya su concepción del lugar como un espacio verde longitudinal que, sin interferir con la circulación, ofreciera un espacio de proximidad.

El ámbito de la actuación aprobada, con una superficie de 3.257,32 m2, se ubica en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, entre la Rambla de Catalunya y el Paseo de Gracia, a modo de mediana central. El proyecto mantiene la ordenación del espacio de los jardines en general, el ajardinamiento y plantación de más arbolado, así como nuevo alumbrado y pavimento.

Por un lado, el proyecto prevé una ampliación y mejora del paso de peatones existente sobre la directriz del Paseo de Gracia, con un flujo de peatones muy importante, previendo el desplazamiento de la escultura del Llibre.

El proyecto de rehabilitación y recuperación de los Jardines toma como referencia la geometría de los elementos del proyecto original: las cuatro copas (esculturas de urnas); los parterres longitudinales laterales, y el parterre situado al oeste, junto a la Rambla de Catalunya, que incorpora la escultura a Joan Güell, rodeada de flor ornamental de temporada.

La actuación prevé la extensión de los parterres laterales hacia junto Paseo de Gracia, mediante una franja de pavimento granítico diferenciado y nuevos parterres ajardinados en los cuatro puntos donde ahora están interrumpidos (antiguos pasos de peatones). En general, por el pavimento, se plantea una solución a base de hormigón en masa con color.

En cuanto al ajardinamiento y plantación se prevén arbóreos platanus x hispánica que vienen a completar el marco de plantación actual, el arbusto osmanthus x burkwoodii que confiere «color» a las nuevas jardineras que dan continuidad a los parterres longitudinales existentes y un conjunto de especies que se organizan de forma concéntrica en el parterre oeste.

Finalmente, se prevé sustituir el alumbrado público actual por nuevas columnas que soportarían luminarias a dos alturas -calzada y espacio central para peatones-, situadas en el ámbito del parterre longitudinal, encima de pavimento de pieza granítica. Adicionalmente, se añadirá una columna nueva junto Rambla Catalunya y dos columnas junto al Paseo de Gracia.

En cuanto a los elementos de mobiliario urbano, tales como los bancos existentes y las propias cuatro copas, se prevé su restauración dado que son especialmente relevantes y tienen valor patrimonial. El proyecto plantea un punto de WIFI, así como la integración en la red municipal de los cuadros de alumbrado y riego y prevé mantener la estación de Bicing existente.

Esta actuación está prevista que inicie obras a finales de julio con una duración prevista de cinco meses y medio. Tiene un presupuesto de 891.852,42 euros.

Los Jardines tienen dos monumentos conmemorativos a figuras públicas obra de Frederic Marès y el Homenaje al Libro, de Brossa

La actuación que se llevará a cabo respeta las muestras de arte urbano que se han incorporado a lo largo de los años en los Jardines de la Reina Victoria. Destacan el monumento a Francesc Soler Rovirosa (1930), la reconstrucción de la estatua de Joan Güell, ambas de Frederic Marès, y el Homenaje al Libro de Joan Brossa (1994).

El homenaje al Libro, 1994

El Monument al Llibre Saltamartí, 1994 es un poema corpóreo o poema urbano de Joan Brossa creado en 1994. El gremio de libreros de viejo que año tras año celebra la Feria del Libro en el paseo de Gracia, en 1994 encargó a Joan Brossa hacer un Homenaje al libro donde se celebra esta feria, en el cruce Paseo de Gracia con la Gran Via de les Corts Catalanes. Brossa propuso un saltamontes como símbolo: aunque el libro pueda pasar por momentos de crisis, tal como el saltamontes nadie podrá nunca hacerlo caer definitivamente en el suelo. El símil era claro: si nadie puede hacer caer al suelo un saltamontes, nunca tampoco caerá por tierra el libro. Con la colaboración de un amigo suyo, el diseñador Plan Narbona, llevó a cabo una especie de escultura móvil que se puede hacer girar de un lado y del otro sólo con el impulso de la mano, pero nunca llega a caer.

Monumento A Francesc Soler Rovirosa de 1930

Una de las obras más conocidas del escultor Frederic Marès, y uno de los monumentos conmemorativos más importantes de la ciudad del período.

La iniciativa de dedicar un monumento al escenógrafo Francesc Soler Rovirosa (Barcelona, ​​1836 a 1900) partió de una serie de asociaciones y entidades particulares vinculadas al mundo teatral y cultural catalán. Francesc Soler Rovirosa fue el gran renovador de la escenografía catalana, que trabajó para el Liceo y otros teatros de la ciudad. Marès concibió una obra muy austera, protagonizada por una mujer desnuda que sostiene una rosa en la mano, acostada sobre un pedestal que tiene un medallón con la efigie del artista. Esta escultura femenina encarna todos los atributos de la mujer novecentista: de líneas clásicas y serena.

Monumento escultórico A Joan Güell, original de 1888

Joan Güell (Torredembarra, 1800 – Barcelona, ​​1872), empresario textil enriquecido con el comercio con las Antillas, fue uno de los más encendidos defensores del proteccionismo.

Fundador de la fábrica de hilados El Vapor Vell de Sants, participó activamente en la creación de las primeras organizaciones patronales. El primitivo monumento a Juan Güell, inaugurado en 1888, proyectado por el arquitecto Joan Martorell y realizado por cinco escultores, se levantaba en el cruce de la Rambla de Catalunya con la Gran Vía.

Constituía el hito significativo de esta avenida, una de las obras públicas más preciadas del alcalde Rius i Taulet. Un alto pedestal prismático flanqueado por cuatro columnas soportaba la estatua del patricio, obra de Rossend Nobas. Destruido totalmente durante la guerra civil, en 1941 se encarga al escultor Frederic Marès la realización de un nuevo monumento que recordara al anterior. Marès, basándose en las fotografías, rehace la estatua del patricio, más rígida y tiesa que el original.

El Eixample rehabilitará los Jardines de la Reina Victoria Eugenia