Ciutat Vella limita las tiendas cannábicas, de fundas de móviles y manicura

Ciutat Vella suspende las licencias de apertura de tiendas cannábicas, de fundas de móviles y manicura

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto límite a algunos tipos de negocio que se han multiplicado en los últimos años por todos los ámbitos del distrito de Ciutat Vella y ha acordado la suspensión de licencias para nuevas aperturas comerciales de tiendas cannábicas, de accesorios de móviles y salones de pedicura o manicura en todo el distrito.

Asimismo, se acuerda la suspensión suspensión específica de todas las licencias para nuevas aperturas comerciales en la Rambla, enmarcada en el actual proceso de revisión de la ordenanza municipal de actividades, que se concreta en la creación de nuevos epígrafes diferenciados para mejorar el control de estas actividades en la ciudad y que gracias a eso ahora se pueden suspender específicamente en Ciutat Vella y en la Rambla.

Según ha informado al Ayuntamiento, la restricción de nuevas licencias municipales tiene una vigencia de un año desde la publicación oficial, prorrogable un año más, para poder abordar una regulación más en profundidad de la normativa de habilitaciones comerciales y económicas en el distrito. El consistorio ha indicado que estas actividades hasta ahora cobijaban su apertura bajo los epígrafes genéricos de floristería, herboristería, parafarmacia, cigarrillos electrónicos, o bien perfumerías, tiendas de telefonía móvil y accesorios, y peluquería y otros tratamientos de belleza.

Ahora, con el acuerdo publicado este viernes en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona (BOPB) y la Gaceta Municipal, se incorporan nuevas clasificaciones específicas a la ordenanza municipal, para actualizar la normativa y facilitar el control de las nuevas aperturas comerciales.

Al mismo tiempo, se suspenden estos nuevos epígrafes el mismo día de la publicación, con el objetivo de proteger el comercio de proximidad, diversificar la actividad económica del distrito de Ciutat Vella y poder elaborar una nueva normativa de ordenación de las actividades de pública concurrencia para el distrito.

La aprobación de la suspensión de licencias también incluye suspender todas las nuevas aperturas comerciales en la Rambla, que afronta en estos momentos y hasta el 2027 el proceso de transformación urbana que tiene que ir paralelo con la renovación y estabilización de su oferta comercial, cultural y de actividad de ocio.