Barcelona remodelará el Centro Municipal de Vela, que estará listo en 2024

Barcelona remodelará el Centro Municipal de Vela, que estará listo en 2024

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado el proyecto de renovación del Centro Municipal de Vela (CMV). El proyecto, financiado por Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) en el marco de toda la transformación del Port Olímpic, y gestionado por el Institut Barcelona Esports (IBE), contempla la remodelación integral de esta instalación deportiva que quiere potenciar la náutica popular, como uno de los ejes centrales del proyecto del nuevo Port Olímpic. La licitación de las obras comienza el próximo mes de octubre y la previsión es que los trabajos estén listos en el primer trimestre de 2024.

En este mismo sentido, el concejal de Deportes, David Escudé, ha añadido que “el objetivo es conseguir que el CMV siga siendo la puerta a las actividades náuticas para los barceloneses y barcelonesas. La reforma de este espacio tan emblemático por el mundo náutico es imprescindible ahora, precisamente en este momento clave de la vela en Barcelona con la proximidad de la Copa América 2024”.

Desde el Institut Barcelona Esports, se trabaja para potenciar la vela ligera entre la ciudadanía y, muy especialmente, entre las personas más jóvenes. Cada año, unas 18.000 personas utilizan estas instalaciones en las que practican vela, paddle surf, kayak y submarinismo: 1.200, con abonos anuales y más de 1.600, de forma ocasional. El resto, son niños y jóvenes, muchos de ellos provenientes de escuelas de Barcelona y el área metropolitana, y en verano, participantes del Campus Olimpia Náutico. Desde su puesta en marcha, más de 110.000 alumnos de escuelas del área metropolitana han practicado vela.

Barcelona remodelará el Centro Municipal de Vela, que estará listo en 2024

Una reforma con criterios de eficiencia, sostenibilidad y accesibilidad

La reforma del edificio del CMV se enmarca en el proyecto de transformación del Puerto Olímpico que avanza a paso firme, después de haber finalizado las obras del Dic de Recer, el inicio de las obras del nuevo acceso que conectará la ciudad con el puerto, así como el nuevo Balcón Gastronómico, que será una realidad en verano de 2024.

Con el objetivo de acercar a la ciudadanía a los deportes náuticos, el CMV tiene previsto realizar una reforma integral del edificio para aumentar su oferta de servicios, así como una adecuación de todas las instalaciones con criterios de eficiencia, sostenibilidad y accesibilidad. Por eso, el proyecto se plantea en dos vertientes diferentes. Por un lado, la mejora de sus instalaciones; y por otro, la construcción de una nueva sala polivalente, situada en la parte superior.

La nueva sala polivalente, gestionada por Barcelona de Servicios Municipales (B:SM), está concebida como un espacio diáfano, adaptable a las necesidades de las personas usuarias del puerto, el CMV y el propio Ayuntamiento de Barcelona. Esta sala dispondrá de una buena accesibilidad y unas vistas al mar inmejorables, por encima del Dic de Recer, ya la salida de embarcaciones de vela por la rampa del patio exterior del centro.

La rehabilitación del CMV también incluye la reparación de las diferentes patologías aparecidas a lo largo de los años como son la carbonatación del hormigón y las filtraciones de agua producidas tanto por los lucernarios como por las juntas de dilatación del propio edificio.

Aparte de toda esta reforma, a finales del próximo mes de septiembre, se iniciarán las obras de rehabilitación del Dic de Recer que permitirán habilitar cuatro pañoles dobles justo delante del CMV. Este dique, junto con el Muelle de Mestral, acogerá el primer centro de economía azul de la ciudad. Y en enero de 2023, se iniciarán las obras de rehabilitación del dique de la Escola de Vela. Unos trabajos, estos últimos, presupuestados con 1,2 millones de euros y que estarán listos en cuatro meses.

El CMV forma del proyecto Pabellón Azul

Liderado por el Institut Barcelona Esports, el CMV se enmarca dentro del proyecto Pavelló Blau, el gran espacio público de referencia para la práctica deportiva en el frente marítimo. Son, en total, cinco kilómetros que van desde el Port Vell hasta el Port Fòrum y que reúnen cerca de 40 prácticas deportivas diferentes, todas relacionadas con el mar.

La transformación del Port Olímpic avanza con horizonte 2024

La remodelación del CMV supone un paso más en el proceso de transformación del Port Olímpic. Esta transformación, liderada por B:SM por encargo del Ayuntamiento de Barcelona y con horizonte en la Copa América 2024, tiene como prioridad hacer del Port Olímpic un espacio abierto que integre a la ciudadanía y la haga partícipe de todo lo que allí ocurre. Y en esto, el CMV tiene un papel destacado.

Las actuaciones previstas en el CMV se suman a la construcción de los nuevos accesos y la configuración de los nuevos espacios dedicados a la economía azul, que ya están en marcha, y al nuevo espacio gastronómico que albergará el Muelle de Gregal. Tres intervenciones que harán posible un Port Olímpic abierto a la ciudad y promotor de la náutica y la generación de actividad económica relacionada con el mar.


El Balcón Gastronómico del Port Olímpic, conectará a los ciudadanos con el mar

 

El Balcón Gastronómico del Port Olímpic, conectará a los ciudadanos con el mar

 


30 años de trayectoria del CMV

Esta instalación nació en 1992 como Centro Municipal de Vela de Barcelona. Proyectada como parte del equipamiento deportivo construido por el Ayuntamiento de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, su objetivo ha sido siempre convertirse en la plataforma deportiva de acceso al mar por la ciudadanía de Barcelona y de cualquier amante de la vela. A partir de 2012, el CMV crece como centro náutico e incorpora nuevas actividades como el paddle surf, el kayak y el submarinismo.

Su oferta de servicios va dirigida a todos los públicos, tanto para particulares, empresas y entidades, como para centros educativos. La Escola de Vela está gestionada por la Federación Catalana de Vela.