Miles de personas se manifiestan por Palestina y los derechos LGTBI

Miles de personas se manifiestan en Barcelona por los derechos LGTBI y en defensa de Palestina

Miles de personas han participado este sábado por la tarde en la manifestación unitaria en Barcelona por los derechos LGTBI y en defensa del pueblo de Palestina. Colectivos y organizaciones LGTBI se han movilizado en favor de la liberación sexual y de género y para denunciar que todavía existe LGTBI-fobia en algunos sectores de la sociedad.

La marcha ha empezado a las 18.30 horas en la plaza de la Universidad y los manifestantes han caminado Rambla abajo (como en 1977, cuando se hizo la primera manifestación del Día del Orgullo) hasta llegar a la plaza de Sant Jaume, punto final del recorrido y donde han leído un manifiesto. Este año, la manifestación también se ha realizado en apoyo al pueblo palestino y para denunciar los bombardeos en Gaza.

El portavoz del Llamamiento LGBTI, Ángel Camacho, antes de empezar la manifestación ha recordado que el colectivo protesta por 48 año consecutivo. Camacho ha reivindicado la liberación sexual y de género y ha denunciado que Israel «nos utiliza (al colectivo) para limpiar su imagen».

La exalcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, también ha participado en la manifestación y, en los micrófonos de betevé, ha criticado que otras ciudades españolas como Madrid o Valencia «empiecen a cuestionar la bandera del colectivo y que se hagan manifestaciones». «No lo permitiremos, no daremos ni un paso atrás», ha espetado Colau. También ha tildado de «asquerosa y repugnante» la «propaganda y ‘pinkwashing'» de Israel.

En el manifiesto conjunto que han elaborado los participantes en la manifestación denuncian que «nos encontramos ante un proceso de regresión que evidencia la necesidad de seguir luchando por nuestra liberación», en relación con el auge de la extrema derecha.

El texto también reclama «impulsar iniciativas de educación transfeminista» y » hacer frente al fascismo». Los manifestantes son también críticos con la situación en Israel y Palestina. Aseguran que «Israel utiliza los derechos LGBTI para justificar sus políticas de exterminio» y apuntan que «hay que abrir fronteras y garantizar el derecho de asilo y refugio, porque ninguna persona es ilegal».