Liberados 328 tritones del Montseny en su hábitat natural
Triton del Montseny. / Foto: Iñaki Relanzón

Liberados 328 tritones del Montseny en su hábitat natural

328 ejemplares de tritón del Montseny, un anfibio en peligro crítico de extinción endémico, se han liberado en su hábitat natural procedentes de centros de cría. El trabajo constante de todos los centros de cría ha hecho posible que esta primavera de 2021 se hayan reintroducido en el hábitat natural concretamente 60 ejemplares juveniles y 268 larvas de esta especie en diferentes torrentes. Estos ejemplares han nacido en los centros de cría Zoo de Barcelona y de la Generalitat de Catalunya -el Centro de Fauna de Torreferrussa y el de Pont de Suert.

Esta reintroducción se hace en el marco del proyecto LIFE Tritón Montseny, coordinado por la Diputación de Barcelona, que cuenta con la participación de Forestal Catalana, la Generalitat de Catalunya, la Diputación de Girona, el GRENP y del propio Zoo de Barcelona.

La reintroducción, que se hizo a finales de mayo y primeros de junio, se suma a la realizada el año pasado, en la que se liberaron 235 individuos más, y su éxito se refleja en el hecho de que desde 2010 se han dejado en su hábitat natural casi 1.500 ejemplares de tritones, en seis torrentes diferentes.

Liberados 328 tritones del Montseny en su hábitat natural
Triton del Montseny. / Foto: Dani Fernández (GRENP)

El objetivo del programa de conservación es, por un lado, mantener un reservorio genético a los centros para garantizar el futuro de la especie ante la crítica situación en la naturaleza de las poblaciones originales y, por otro, aumentar su área de distribución con la liberación de ejemplares en nuevos torrentes. Gracias a este programa de reintroducción, la cría en libertad de la especie se ha multiplicado en los últimos años.

Es imprescindible también hacer un seguimiento continuo de la población introducida una vez ya hacen vida en la naturaleza.

Estas reintroducciones suponen un trabajo de coordinación entre diferentes instituciones y científicos, con el fin de asegurar que el torrente donde se liberan los animales cumple los requisitos que necesita la especie, así como para seleccionar adecuadamente los individuos, cuidando que tengan la variabilidad genética necesaria para fundar una población sana.

Un anfibio endémico en situación de vulnerabilidad extrema

Las primeras poblaciones de esta especie, -el único vertebrado endémico de Catalunya-. fueron descubiertas en 1980, pero se atribuyeron a la especie del tritón pirenaico. Más tarde, en 2005, estudios morfológicos concluyeron que se trata de una especie por sí misma, el tritón del Montseny, con dos subespecies, la oriental y la occidental. La especie sólo vive en unos tramos de 7 torrentes, que puestos linealmente no hacen ni 3,5 km. Por lo tanto, el peligro de extinción se altísimo.

Los centros que crían tritones, claves para su supervivencia

Dentro de los trabajos coordinados entre diferentes instituciones de salvaguarda de la especie, en 2007 se inició el programa de cría en cautividad de la especie en el Centro de Fauna de Torreferrussa, dependiendo de la Generalitat ubicado en Santa Perpètua de Mogoda.

El año 2013 y ante una situación de alta vulnerabilidad ante problemas que pudiera sufrir la especie en cautividad, el Zoo de Barcelona se incorporó al programa coordinado de cría de la especie. Poco después se sumó un tercer centro de cría también de la Generalitat y situado en el Pont de Suert, así como el zoo de Chester en Inglaterra.

El Zoo de Barcelona es una institución científica referente en cuanto a la investigación y conservación de las especies autóctonas que, siguiendo su Nuevo Modelo, pone especial énfasis en aquellas especies amenazadas con programas de reintroducción a sus hábitat naturales.

Liberados 328 tritones del Montseny en su hábitat natural