Denuncian a un cura por abusos sexuales a monaguillos de su parroquia

Denuncian a un cura por abusos sexuales a monaguillos de su parroquia en Sant Martí

Un cura de la parroquia de San Félix Africano, en el distrito de Sant Martí, ha sido denunciado acusado de abusar sexualmente de los monaguillos durante la década de los setenta. Fue una de las víctimas de estas agresiones quien acudió hace un año a la diócesis para explicar estos hechos, y a raíz de la investigación interna abierta se ha descubierto una red de pederastia que tenía como víctimas a los niños de esta congregación religiosa en la calle Sardenya, del barrio de La Vila Olímpica del Poblenou, con más miembros de la iglesia involucrados.

El arzobispado de Barcelona ha admitido el escándalo y ha expresado su condena y rechazo a estos hechos, asegurando que tienen «tolerancia cero» hacia cualquier tipo de abusos, especialmente los dirigidos a menores de edad.

El cura tenía un piso donde abusaba sexualmente de los menores

Según el diario El País, que ha adelantado esta información, el cura tenía un piso cerca de la parroquia donde el cura llevaba a los monaguillos para agredirlos. La vivienda estaba, presuntamente, gestionado por un mosén más joven quien, a pesar de no participar activamente de los abusos, era conocedor de lo que pasaba entre las paredes de la vivienda. Además, el cura denunciado habría llevado a otros hombres al piso para que participaran de las violaciones.

Algunos testigos de los hechos han asegurado que no solo eran los monaguillos las víctimas, sino que también abusaba de niñas, las llamadas beatas, a quienes el mosén preparaba espiritualmente para ser monjas.

Los presuntos abusos siguieron durando años, hasta que en 1990 el acusado abandonó la parroquia; previamente a ser enviado a servir en Barcelona, fue sacerdote en una iglesia de Santa Coloma de Gramenet.