Protesta nocturna de los trabajadores de Nissan en Barcelona

Medio millar de trabajadores de la automovilística Nissan han vuelto a movilizarse este martes por la noche en una marcha nocturna que ha recorrido la Via Laietana, el paseo de Colón y la Rambla para acabar en la plaza de Catalunya.

Antes de comenzar la marcha, los manifestantes se han concentrado en la plaza de Antonio López, frente a la oficina central de Correos. Allí, con los puños alzados han vuelto a oír gritos de «Nissan no se cierra».

El comité de empresa ha añadido a la convocatoria una llamada para que los manifestantes lleven cada uno algún aparato que pueda hacer luz, como una linterna o el teléfono móvil, para levantarlo durante la marcha.

Los trabajadores también han transportado unos ataúdes de color negro con las siglas RIP («Rest In Peace») y los nombres de los tres responsables de la empresa que consideran los agentes principales de la operación para cerrar Nissan.

Con esta escenografía les han querido trasladar que cambien de espíritu y muestren disposición de hacer viable las plantas de Barcelona. Los trabajadores insisten en que no pararán de movilizarse para evitar su cierre.

37 días de huelga indefinida

Este martes se cumple el 37º día de huelga indefinida en las fábricas de la compañía en Catalunya.

La movilización comenzó con el objetivo de presionar a la empresa y pedir una solución de futuro que pase por el mantenimiento de los centros de producción de la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

Sin embargo, el 28 de mayo la empresa anunció su cierre y, a partir de ese mismo día, se han sucedido las movilizaciones. El mismo 28 por la mañana, los trabajadores cortaron la ronda del Litoral y la Gran Vía.

Al día siguiente volvieron a protestar en algunos concesionarios. Hace una semana cortaron la B-23 en Esplugues tras protestar ante un concesionario de Renault.

Y el último acto de protesta lo hicieron este sábado en Montcada i Reixac para pedir aportaciones a la caja de resistencia, con la que intentan financiarse.

Protesta nocturna de los trabajdores de Nissan en Barcelona