Detenido un ladrón en el Eixample que accedía a los pisos escalando
Una detención de los Mossos d'Esquadra en Barcelona

Prisión por ocho robos con violencia en establecimientos comerciales de Barcelona, ​​el Vallès Oriental y el Baix Penedès

Agentes de los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado jueves en Barcelona a un hombre de 52 años como presunto autor de cuatro robos con violencia cometidos en la ciudad condal entre los pasados ​​días 16 y 19 de mayo. La detención permitió resolver otros cuatro robos con el mismo modus operandi, tres en Calafell y uno en Mollet del Vallès.

La investigación policial inicial se abrió el pasado 9 de abril a raíz de dos robos violentos que se produjeron en sólo 48 horas de diferencia en dos establecimientos de Segur de Calafell y Calafell. El ladrón accedió en el primer local, ubicado en la carretera de Barcelona de Segur de Calafell, alrededor de las 15.45 horas y huyó con el dinero de la caja registradora tras amenazar a la trabajadora con un cuchillo.

Dos días después y prácticamente en la misma franja horaria, repitió la acción en un establecimiento, aunque en este caso no pudo obtener el dinero puesto que la trabajadora no disponía en ese momento de la llave para abrir la caja.

Los investigadores empezaron a trabajar con la hipótesis de que una única persona estaba detrás de estos robos, dado que ambos se ubicaban en una zona geográfica concreta y el modus operandi era el mismo. Esta tesis se confirmó con la comisión de un tercer violento el pasado 6 de mayo en otro establecimiento de Calafell. Un desconocido de las mismas características físicas accedió alrededor de las 16.45 horas y huyó poco después de amenazar a la trabajadora con un cuchillo de grandes dimensiones.

Estos asaltos generaron inquietud entre los comerciantes de la zona ya que el ladrón mostraba una actitud violenta e incluso en una de las ocasiones cortó el cableado telefónico y se llevó el teléfono móvil de la trabajadora para evitar que pudiera alertar a la policía.

Durante la instrucción de la investigación en El Vendrell, el sospechoso se desplazó hacia la zona metropolitana de Barcelona donde, entre los días 16 y 19 de mayo, cometió otros cinco robos mediante el mismo modus operandi. Así, el pasado 16 de mayo robó intimidando con un arma blanca en dos establecimientos situados en Barcelona y Mollet del Vallès. Al día siguiente, perpetró otro robo con intimidación también en Barcelona.

A raíz de estos hechos, los mossos establecieron un dispositivo de investigación y detención en Barcelona, ​​en la zona por la que los investigadores sabían que el ladrón se movía. De este modo, el día 19 por la tarde, después de que el ladrón cometiera un robo con intimidación en un establecimiento del Paseo Fabra i Puig de Barcelona, ​​el dispositivo policial dio frutos y una patrulla localizó y detuvo al hombre en el distrito de Horta-Guinardó. Los agentes le intervinieron un cuchillo que el hombre llevaba escondido en el pantalón.

El detenido, que ya había cumplido condenas de prisión y tenía varios antecedentes por hechos similares, pasó a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Barcelona y la autoridad judicial decretó su ingreso en prisión.

Prisión por ocho robos con violencia en establecimientos comerciales