Monumento a Anna Frank

Monumento a Anna Frank

El monumento a Anna Frank está situado en la plaza de Anna Frank, en el barrio La Vila de Gràcia del distrito de Gràcia.

Es un monumento tipo conjunto realizado en bronce, acero, cerámica y pavimento con unas dimensiones de 190 x 198 x 135 cm., por Ignasi Sanfeliu y Sara Pons i Arnal.

En el monolito se puede leer la inscripción: ANNA FRANK 1929-1945. Veig com el món va essent transformat a poc a poc en un desert, puc escoltar cada vegada més fort el tro imminent que ens haurà de matar, puc sentir el sofriment de milions de persones i, amb tot, quan miro el cel, penso que un dia tot tornarà a ésser bo, que tota aquesta duresa també ha de tenir un final (fragment del diari d’Anna Frank, 15 de juliol de 1944)

Reposición del monolito por acto vandálico: Ajuntament de Barcelona Districte de Gràcia Renovació de la plaça d’Anna Frank inaugurada per l’Excel·lentíssim Alcalde de Barcelona Sr. Joan Clos.

Monumento a Anna FrankEn la placa en forma de libro abierto: Cuando ya ni los números quedan de los verdugos. Ella Sigue viviendo. Pero que nunca vuelva aquella larga sombra y el torrente de sangre y llanto y barro y luto que ahoga tanta belleza cuyo símbolo era una muchacha en flor. Sara Pons Arnal. ENERO 2001.

La plaza es un conjunto en homenaje a Anna Frank, hecho en dos períodos. El primero, en 1998, con la colocación de un monolito, que fue pronto dañado por actos vandálicos, la pavimentación y una placa que reproduce un fragmento de su diario; y el segundo, en 2001, en que se volvió a poner el monolito, y se añadió la figura de Anna Frank. Ésta, con un libro en la mano, parece que mire a la plazoleta y los niños que juegan. El espacio cuenta también con un mosaico hecho por los alumnos de la Escuela Massana.

Monumento a Anna FrankLos vecinos de la calle Séneca protestaron con 7.500 firmas por la existencia de una librería filonazi y pidieron un cambio de nombre de la calle por el de Anna Frank, además del arreglo de un espacio con un jardín.

En 2001, tras un acto vandálico contra el monolito, la monumentalización del espacio fue completada con la figura que representa a la niña judía Ana Frank (Frankfurt 1929-Bergen Belsen 1945), escondida con su familia en Amsterdam hasta a ser descubierta por los nazis y murió en el campo de concentración.

El Diario de Anna Frank, divulgado por las ediciones en todos los idiomas, el teatro y el cine, es el mejor alegato contra el fascismo y en favor de las víctimas infantiles de las guerras que ellas no han declarado. Después de un acto vandálico, se añadió la escultura realista.

Monumento a Anna Frank