Los taxistas de Barcelona convocan nuevas movilizaciones por la inacción de la Generalitat

Los taxistas de Barcelona convocan nuevas movilizaciones por la inacción de la Generalitat

El sector del taxi se prepara para nuevas movilizaciones de cara al Mobile World Congress (MWC).

Este martes, la Asociación Profesional Élite Taxi Barcelona ha solicitado los permisos a las autoridades competentes para convocar manifestaciones y marchas lentas entre el 23 y el 27 de febrero, fechas en que se celebrará el congreso.

A través de Twitter, el colectivo ha informado de que convocará marchas lentas a partir de las 8:00h entre la terminal 1 del Aeropuerto Josep Tarradellas y la Plaza España.

Las protestas durarán cinco horas y se convocarán cada día.

En declaraciones Barna Diario, el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, explicó que este trámite busca «cubrir las espaldas» al sector.

La decisión de efectuar este trámite llega después de que Álvarez recibiera una sanción de 8.000 euros por las protestas del taxi que se celebró en enero de 2019, cuando los conductores bloquearon la Gran Vía de Barcelona durante varios días.

Taxistas y administraciones se reunirán el próximo martes 21 de enero para ver si acercan posiciones que eviten una nueva ola de protestas en la capital catalana.

Desde Élite Taxi, reclaman que la Generalitat de Catalunya y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) apliquen la normativa aprobada el año pasado para regular la actividad de los vehículos que trabajan bajo una licencia VTC (las que utiliza Cabify en la Ciudad Condal).

Tito Álvarez no piensa pagar «un duro»

A través de un comunicado, el portavoz de Élite Taxi ya ha asegurado que no piensa pagar «ni un duro» por la multa y explicó recurrirá «hasta las últimas consecuencias» a una sanción que considera «injusta». «Yo no soy el responsable de que 5.000 taxistas durmieran en la Gran Vía; yo sólo decido por mí mismo», ha justificado.

A parte, acusó la Generalitat de «echar leña al fuego» en un contexto de negociaciones.

Álvarez ha avisado de que «la cosa está muy caliente» y espera que en la reunión del próximo martes, se ofrezcan suficientes garantías de que Cabify cumpla con las normativas aprobadas.

Álvarez ha recibido muestras de apoyo por parte de diputados en el Parlament de Catalunya como Lucas Ferro, de En Comú Podem, que ha criticado el papel de la Generalitat.

«No vale denunciar el lunes la judicialización de los conflictos y, al día siguiente, perseguir activistas sindicales que se manifiestan en defensa de su trabajo», ha escrito Hierro en Twitter.

Los taxistas de Barcelona convocan nuevas movilizaciones por la inacción de la Generalitat