Los precios de los alquileres en Barcelona siguen al alza

Los precios de los alquileres en Barcelona siguen al alza



Barcelona es de las ciudades con el alquiler más caro. Es más, los precios siguen aumentando mes tras mes. De hecho, desde enero de este año, los precios subieron un 4,3%, más del triple que en la media de todo el estado. El Sindicat de Llogateres y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) reclaman, en este sentido, una regulación de los precios y la protección de las familias vulnerables.

Una cuarta parte de las viviendas son propiedad de grandes tenedores y algunos vecinos alertan de que los están echando o les están aumentando el precio del alquiler en edificios de fondos buitre. Es el caso de la Casa Orsola, un edificio en el Eixample donde los vecinos denuncian que el fondo propietario les está subiendo el alquiler para «echarlos» y convertir el edificio en pisos de alquiler temporal.

Pisos de lujo

«Lo que hacen es sacar a los vecinos de toda la vida del barrio y convertir en piso de alquileres temporales», afirman desde el sindicato, que indican que al menos hay siete fincas enteras en Barcelona con las que los vecinos batallan con el fondo de inversión o grandes empresas que las han comprado porque no los renuevan o multiplican el alquiler.

De hecho, una tercera parte del parque de alquiler, 69.000 pisos, está en manos de grandes tenedores, según un estudio del Observatorio de Vivienda Metropolitana. Pero descartan que tenga un impacto general en los precios. «No hay tantas viviendas en el mercado para que alguien quiera decidir posicionarse en gran fuerza», afirma el director del Observatori, Jordi Bosch.

Desde enero las inmobiliarias han detectado que la inversión en edificios y también en pisos se ha acelerado, con mayor demanda que oferta.

Barcelona, ​​la ciudad más castigada

En Barcelona, ​​los precios de los alquileres de viviendas han aumentado un 2% respecto al mes pasado. Respecto a enero de este año, esta cifra aumenta hasta el 4,3%, más del triple que en la media de todo el Estado. En un año, estos precios han aumentado un 13,5%. Este aumento sin precedentes provoca que muchas familias no puedan asumir un alquiler y que muchas veces acabe en desahucios.

En toda Cataluña, los precios han aumentado un 1,1% respecto a marzo, pero un 1,9% respecto a enero y un 4,6% respecto a abril del año pasado. Estas cifras no dejarán de aumentar mes tras mes si las administraciones no intervienen en términos de regulación, según denuncia el Sindicat de Llogaters. En este sentido, hace un mes, junto con la PAH, presentó unas sesenta enmiendas a la Ley de Vivienda para que incluya una «regulación efectiva del precio del alquiler».

Según la portavoz del Sindicato, Carme Alcarazo, el ejemplo de la Ley catalana de vivienda, tumbada por el Tribunal Constitucional, y la reciente regulación de las actualizaciones del alquiler por parte del gobierno demuestra que «si hay voluntad política» se puede «lograr» una regulación efectiva y estable de los alquileres.

Los precios de los alquileres en Barcelona siguen al alza