Laia Bonet reivindica Barcelona como referente europeo de una transición digital justa

Laia Bonet reivindica Barcelona como referente europeo de una transición digital justa

La tercera Teniente de Alcaldía de Agenda 2030, transición digital, deportes, coordinación territorial y metropolitana del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Laia Bonet, ha reivindicado a Barcelona como referente europeo de una transición digital justa, -el humanismo tecnológico-, y ha defendido el papel de liderazgo que quiere desempeñar en el debate sobre el impacto de la digitalización en las ciudades.

Bonet ha inaugurado hoy la primera jornada «Humanismo en el digital age: the urban contribution» que el Ayuntamiento de Barcelona y Digital Future Society han organizado en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y donde ha compartido escenario con Carme Artigas, Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España y Cristina Colom, directora de Digital Future Society.

«Queremos liderar con firmeza el modelo europeo de humanismo tecnológico que sitúe a las personas, los derechos humanos y el progreso social en el centro».

Según detalló, esto significa trabajar para una transformación digital que supere la existencia de brechas, que garantice un tratamiento de datos responsable y que tenga en cuenta la protección del medio ambiente.

“La tecnología no es neutra y es necesario impulsar políticas transformadoras y socialmente ambiciosas. La tecnología y el uso de los datos no tiene sentido sino se utiliza para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, nuestros barrios y nuestras ciudades.

En lugar de situar como prioridad los beneficios, los gobiernos y el sector público debemos presionar para proteger a la gente, y los más vulnerables, y sus derechos».

Tras lamentar que la COP’26 de Glasgow «haya fracasado en alcanzar los ambiciosos objetivos que necesita el planeta», Bonet ha destacado que la transformación digital y la transición ecológica son los dos grandes retos actuales que van estrechamente ligados e interrelacionados.

“Existe una estrecha relación cuando hablamos de consumo energético y justicia social. Una transición digital justa significa distribuir los costes de la descarbonización de forma justa. Una transición digital justa significa distribuir los beneficios de la digitalización de forma equitativa. Son transformaciones que pueden llevarnos a sociedades más justas pero también ser una fuente de nuevas desigualdades».

La jornada de hoy “Humanism in the digital age: the urban contribution” reunirá a los principales agentes de la administración pública, responsables políticos, expertos, investigadores, activistas y organizadores de la comunidad, incidiendo en la importancia de actuar para construir una agenda digital más sostenible, equitativa e inclusiva.

El debate quiere potenciar el pensamiento crítico sobre los impactos sociales de la tecnología, en un escenario en el que las tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial y la automatización algorítmica crecen sin precedentes.

La digitalización global sigue aumentando la brecha de desigualdad y la brecha digital y por ello, ante esta acelerada y asimétrica transformación digital, los organizadores de la jornada apuestan por impulsar soluciones que pongan el foco en el humanismo tecnológico y prioricen el empoderamiento del ciudadano en el entorno urbano.

El programa completo, todas las sesiones y todos los ponentes se pueden encontrar en el siguiente enlace.

Laia Bonet reivindica Barcelona como referente europeo de una transición digital justa