La Guàrdia Urbana mejora la atención a las mujeres víctimas de violencias machistas

La Guàrdia Urbana mejora la atención a las mujeres víctimas de violencias machistas

La Guardia Urbana de Barcelona trabaja para la prevención, detección y atención de la violencia machista desde diferentes ámbitos y realiza diariamente intervenciones en situaciones de violencia machista.

En el año 2019 la Guardia Urbana intervino en 1.533 requerimientos y en la ciudad se registraron 2.345 denuncias.

Hasta el 30 de septiembre de 2020, el cuerpo de policía intervino en más de 2.500 avisos por violencia machista.

Para hacer frente a estas cifras y continuar ofreciendo una atención de máxima calidad, el Ayuntamiento de Barcelona presentará en el próximo Pleno del Consejo Municipal una Medida de Gobierno que tiene el objetivo principal de incrementar los recursos y la preparación de la Guardia Urbana para mejorar la prevención, la detección y la atención a las mujeres víctimas de violencias machistas, así como optimizar los recursos existentes del sistema.

Estas acciones van en la misma línea de presentadas en la Medida de Gobierno «Sumando alianzas: Barcelona, ​​ciudad libre de violencias machistas» aprobada hace un año y que trabaja con el objetivo de incorporar un modelo integral, sumar alianzas, potenciar la formación, coordinación y prevención siempre con una mirada no punitivista.

Declaraciones de Laura Pèrez, respecto a la mejora de atención a las mujeres víctimas de violencias

Las acciones que se llevarán a cabo también tienen los siguientes objetivos:

  • Mejorar la prevención y detección de situaciones de violencia machista, especialmente de género, violencias sexuales y de tráfico de personas con fines de explotación sexual.
  • Incrementar la eficacia en la respuesta, la atención a las víctimas y las actuaciones que ayuden a las mujeres a acceder a los diferentes servicios de atención municipal.
  • Mejorar la coordinación entre servicios municipales y con el cuerpo de Mossos.

Durante el próximo año se llevarán a cabo las siguientes actuaciones encaminadas a cumplir los objetivos marcados en la medida de gobierno:

Comisión permanente de coordinación para la gestión de casos de violencia machista

El trabajo realizado por el Grupo de prevención y detección de las violencias machistas durante el estado de alarma, y ​​donde se trabajaron más de 115 casos, concluyó que los procedimientos y la coordinación de los casos graves funcionan correctamente, pero que se ha de crear un procedimiento operativo policial y de coordinación entre los diferentes servicios para las intervenciones en situaciones sin indicadores penales.

En este sentido, el mes de septiembre se comenzó una prueba piloto en el distrito de Sant Marti, donde participa la Gerencia de Prevención y Seguridad, diferentes servicios dependientes de la Dirección de Servicios de Feminismos y LGTBI, servicios sociales, Dirección de Servicios de Prevención, Guardia Urbana y Mossos para hacer este análisis, seguimiento de casos y propuesta de una metodología estandarizada para trasladar a toda la ciudad.

Ampliación de las funciones de policía de barrio

Desde su creación los Equipos de Policía de Barrio han tenido una persona referente en esta materia para representar la GUB los circuitos territoriales contra las violencias machistas. A partir de ahora los EPB también asumirán las funciones de análisis, coordinación y seguimiento que requerirán estos casos.

Declaraciones de Alber Batlle, respecto a la mejora de atención a las mujeres víctimas de violencias

Por ello, se desarrollarán las siguientes actuaciones:

  • Definir las funciones de los EPB en materia de violencias machistas. Regulando, entre otras, las funciones de las personas referentes de territorio, los circuitos de coordinación con servicios y con el resto de la organización, así como las actuaciones de prevención y detección en el territorio.
  • Realización de sesiones informativas conjuntas con servicios municipales de atención a las mujeres y de los Grupos de Atención a la Víctima (GAV) del cuerpo de Mossos con el objetivo de mejorar el conocimiento mutuo.
  • Formación de las personas referentes a cada territorio durante el ISPC sobre actuación policial en situaciones de violencia de género.
  • Formación para incorporar la perspectiva intercultural en la detección y abordaje de las violencias machistas.

Intervenciones en el espacio público

Las violencias machistas tienen un carácter estructural, de ahí que se deben llevar a cabo acciones que se orienten hacia un cambio conductual y de construcción de nuevos valores y que tengan un efecto preventivo a largo plazo.

Las medidas que se desarrollarán coordinadamente con la Dirección de Servicios de Feminismos y LGTBI son:

  • Elaborar un procedimiento operativo que estandarice la coordinación con los puntos lilas y stands antimachista para todos los dispositivos de la ciudad.
  • Establecer un modelo de dispositivo de servicio para fiestas mayores o grandes eventos específicos para la prevención de la violencia machista.
  • Elaborar un procedimiento operativo que regule las intervenciones para la aplicación de sanciones en el ámbito administrativo.
  • Generar un grupo de trabajo para desarrollar un procedimiento conjunto para aplicar medidas restaurativas y de sensibilización en el caso de conductas reguladas por la Ordenanza de Medidas para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana en el espacio público de Barcelona. Así como elaborar propuestas de modificación normativa a otros niveles -catalán o estatal- para incorporar medidas restaurativas y de sensibilización de los autores como alternativas o complementarias a la sanción.

Mejora de la coordinación operativa

Se desarrollarán las siguientes actuaciones:

  • Modificar el procedimiento interno de gestión de incidentes en Sala Conjunta: regulando la información a aportar a las patrullas en casos de violencia machista, establecimiento de alarmas y la codificación de incidentes.
  • Mejorar la coordinación con el cuerpo de Mossos por las actuaciones preventivas e intercambio de información en relación a intervenciones por violencia machista por parte de la GUB.
  • Elaborar un procedimiento organizativo y operativo para la Unidad de tráfico de seres humanos.
  • Participar de la elaboración del protocolo de actuación y coordinación, y en las formaciones para el abordaje de situaciones de violencia machista al transporte público.
  • Implementar el protocolo para la seguridad del Frente Marítimo que defina la coordinación entre cuerpos policiales, seguridad privada y dispositivo antimachista.

Mejora continua de la formación en prevención, detección y atención de violencias machistas

Para tener la formación adecuada para el abordaje de las violencias machistas se desarrollarán las siguientes actuaciones:

  • Creación de la figura referente de formación en violencias machistas con las funciones de detectar y recoger anualmente las necesidades de formación en los diferentes ámbitos de la GUB; proponer los contenidos de formación; coordinar con la Dirección de Feminismos y LGTBI, el cuerpo de Mossos y las entidades vinculadas a la atención a mujeres, las articulaciones necesarias cuando sea requerido para llevar a cabo las formaciones.
  • Desarrollar una formación sobre las intervenciones y atención a mujeres víctimas de violencias sexuales y víctimas de violencia machista.
  • Desarrollar una formación para la incorporación de indicadores de detección de tráfico de seres humanos para toda la plantilla.

Los últimos años se han actualizado procedimientos internos y formaciones y se ha incrementado la participación en diferentes grupos transversales de trabajo:

  • Actualización del Procedimiento Operativo para intervenciones ante situaciones de violencia machista que regula también la atención a la víctima, su tratamiento y asistencia, la intervención con víctimas protegidas, con víctimas en situación irregular y con órdenes de protección. Así como las actuaciones con personas menores de edad.
  • Con motivo de la actualización del procedimiento operativo, se hicieron diferentes formaciones en el año 2019. Los equipos de policía de barrio también recibieron una formación impartida por la Dirección de Servicios Feminismos y LGTBI.
  • Participación en los circuitos contra la violencia machista: La Guardia Urbana forma parte del Circuito Barcelona contra la violencia machista (CVM-BCN).
  • Prevención de la violencia machista en fiestas mayores y coordinación con los stands y / o dispositivos antimachista (puntos lilas).
  • La GUB dispone de una Unidad de Tráfico de Seres Humanos, que comenzó trabajar en el año 2006 e interviene en la detección y seguimiento de estos casos.
  • Grupo Motor de género y seguridad creado en el año 2019 conformado por personal de GUB, SPEIS, la Gerencia de Seguridad y Prevención y la Tenencia de Prevención y Seguridad con los objetivos de mejorar la respuesta a la ciudadanía incorporando la perspectiva de género en las actuaciones en prevención, seguridad y emergencias; y analizar y proponer mejoras para lograr la equidad de género en SPEIS y la GUB y colaborar con las áreas adecuadas en su implementación.
  • Seguridad en el ocio nocturno con perspectiva de género: En el marco de la mesa de seguimiento del Frente Marítimo iniciada en verano de 2019, se trabajó conjuntamente con la Tenencia de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI, para realizar un análisis de seguridad en la zona del frente marítimo incluyendo la visión específica de las mujeres para detectar acciones de mejora de la prevención de las agresiones sexuales y la sensación de seguridad en el espacio público. También se trabajó en un protocolo de coordinación entre los cuerpos policiales, servicio de vigilancia privada de los locales de ocio nocturno para la actuación ante situaciones de violencia sexual. Además, se prevé una formación conjunta para la aplicación del protocolo.
  • Creación de la Mesa de trabajo de Transporte público libre de violencias machistas con el objetivo de establecer un protocolo de actuación para el personal de transportes y personal de seguridad para abordar situaciones de acoso y violencia sexual en el metro y autobuses de la ciudad.
  • Grupo de prevención y detección de las violencias machistas en el estado de alarma decretado por la Covidien-19. Este grupo contaba con la participación del Área de Seguridad, de Feminismos y LGTBI, de la Dirección de Servicios de Género del Ayuntamiento de Barcelona y del cuerpo de Mossos.

Además, dentro de este marco, se generó un grupo operativo de análisis y seguimiento de casos concretos para dar una respuesta rápida, preventiva y coordinada ante los incidentes en los que interviene la GUB.

Este trabajo conjunto ha permitido avanzar en la implementación de un procedimiento operativo policial que define el circuito de información y derivación ante casos no penales con indicios de violencia machista y una guía de indicadores de detección de violencias machistas, tomando como orientación la protocolización de la intervención individualizada con mujeres que viven o han vivido violencia de género, aportada por la Dirección de Servicios de Feminismos y LGTBI.

La Guàrdia Urbana mejora la atención a las mujeres víctimas de violencias machistas