La Fira de Barcelona ya alberga a 225 personas vulnerables

Fira Barcelona Montjuïc ha comenzado a operar este miércoles como dispositivo de alojamiento para personas vulnerables durante la pandemia del coronavirus.

Concretamente, se ha habilitado el pabellón 7 Victoria Eugenia con 225 plazas, que se podrán ampliar hasta un millar en función de las necesidades.

Con estas 225 plazas, la ciudad tiene capacidad para atender a 2.585 personas vulnerables, entre éste y otros equipamientos.

La semana pasada, el Ayuntamiento activó 58 plazas en el Espai Pere Calafell y 30 más en otro equipamiento gestionado por Sant Joan de Déu Serveis Socials, que acogerá personas con síntomas leves de Covid-19.

Aparte, el Ayuntamiento ha abierto este miércoles un espacio exclusivo para mujeres con 72 plazas.

En solo 24 horas se ha adecuado el pabellón Victoria Eugenia, en una cooperación de las Fuerzas Armadas y la Cruz Roja, que no acogerá a personas con COVID-19 y en el caso de que se detecten síntomas se trasladarían a centros hospitalarios.

En los 6.000 metros cuadrados de equipamiento se han instalado 225 camas, una cocina para abastecer hasta 300 raciones de comidas diarias y diez duchas.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) y del Ejército de Tierra han participado en las tareas de montajes y, de momento, se quedarán 23 militares para dar servicio a la cocina, las duchas y todo lo que sea necesario, según informó el comandante de la UME, Luís Martínez.

La Cruz Roja ha creado un equipo de 43 profesionales, entre los que habrá educadores sociales y psicólogos, organizados en diferentes turnos.

La Fira de Barcelona ya alberga a 225 personas vulnerables