El Ayuntamiento y la Sagrada Familia ajustan el calendario económico

El Ayuntamiento y la Sagrada Familia ajustan el calendario económico

El Ayuntamiento de Barcelona y la Junta Constructora de la Sagrada Familia han pactado ajustar el calendario de pagos de las contribuciones económicas que tiene que hacer el templo en virtud del acuerdo histórico de octubre de 2018.

Entonces, las dos instituciones firmaron un documento que comprometía la Sagrada Familia a aportar 36 millones de euros en 10 años para colaborar en la financiación de los gastos que generan las actividades a las arcas municipales.

Ahora, a raíz de la pandemia y para paliar sus efectos, el consistorio y el templo han trabajado unos reajustes para regularizar parte de los pagos de los años 2020 y 2021, si bien la cifra total de 36 millones se mantiene intacta. El documento se ha incluido hoy en el orden del día de la Comisión de Ecología, Urbanismo,

El acuerdo de colaboración inicial fijaba una serie de aportaciones por parte de la basílica para mejorar aspectos vinculados a la urbanización, la movilidad, el transporte público y el mantenimiento del espacio público del entorno, además de las bases para elaborar los documentos de planeamiento y licencias de obras y permisos que se han tramitado los últimos dos años. En concreto, las cantidades a satisfacer eran:

Ayuda a la financiación del transporte público: 22 millones a razón de 2,2 millones por año

Mejora de accesos al metro: 7 millones de euros
Nuevas urbanizaciones del entorno: 4 millones
Mantenimiento del espacio público: 3 millones (0,3 millones por año)

El total es de 36 millones

Tal como se estableció, las contribuciones para la financiación del transporte público y los servicios de mantenimiento del espacio público se empezaron a hacer efectivas una vez se aprobó el Plan Especial Urbanístico Integral del templo, que recibió el visto bueno a finales de febrero de 2019.

Desde entonces, el Ayuntamiento ha ingresado 1,99 millones de euros en concepto de las aportaciones a la financiación del transporte público y de los gastos producidos por la actividad del templo.

Sin embargo, en marzo de 2020 la irrupción de la Covid-19 provocó un paro general de la actividad en toda la ciudad. Las medidas y restricciones adoptadas desde entonces a nivel estatal para paliar los efectos de la pandemia han llevado a hacer ajustes en ámbitos diversos. En este caso, ya petición de la Sagrada Familia, las dos partes han negociado modificaciones del acuerdo para dar respuesta a la caída de visitantes al templo y la afectación en su actividad económica y las previsiones para los próximos meses.

Son cambios en los pagos de 2020 y 2021 relativos a las contribuciones a la financiación del transporte público y los gastos originados como consecuencia de la afluencia de visitantes -servicios como limpieza, vigilancia y agentes cívicos. En concreto:

Año 2020:

  • Financiación del transporte público (2,2m € previstos):
    • La Sagrada Familia pagará 600.000 € durante este mes.
    • Los 1,6m € restantes se pagarán subiendo la cuota de 2022 cuando se haya superado la pandemia.
  • Gastos derivados de la actividad del templo (300.000 € previstos):
    • La Sagrada Familia ya ha pagado 225.000 € a día de hoy.
    • Los 75.000 € restantes se pagarán el año 2022.

Año 2021:

  • Financiación del transporte público (2,2m € previstos):
    • La Sagrada Familia hará un pago fijo de 1,1 € este año.
    • El 1,1 € restante se hará efectivo en los siguientes términos:
  • Se pagarán en 2021 si en ese mismo año el templo recibe 1.125.000 visitantes (equivalente al 25% de los 4.500.000 que el acuerdo de 2018 sitúa como cifra anual habitual antes de la pandemia).
  • Si recibe menos visitantes, se pagarán aumentando la cuota de 2022 relativa a la financiación del déficit del transporte público.
  • Gastos derivados de la actividad del templo (300.000 € previstos):
    La Sagrada Familia mantendrá el pago de los 300.000 € ya previsto por el 2021.

Los cambios se han introducido como una adenda al acuerdo de colaboración de 2018. El resto de compromisos establecidos no se modifican, así como el importe total de 36 millones de euros.

Estos ingresos permitirán mejorar los servicios ciudadanos y el mantenimiento del espacio que rodea la basílica y, en definitiva, avanzar hacia una mejor convivencia entre la vida vecinal y el templo.

El Ayuntamiento y la Sagrada Familia ajustan el calendario económico