Desarticulada una organización que actuaba con el método de la mimosa

Desarticulada una organización que actuaba con el método de la mimosa

Los Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal (DIC) de la región Policial Metropolitana de Barcelona han detenido a seis personas, de edades comprendidas entre los 21 y los 27 años y de nacionalidad rumana, por su participación en cinco robos violentos, un delito de lesiones, cinco delitos agravados de hurto y por pertenencia a grupo criminal.

La investigación comienza después de que el 4 de junio de 2020 se produjera el robo de un reloj a la entrada de un parking de Barcelona: dos mujeres jóvenes se acercan a la víctima y lo agreden de manera simultánea para sustraerle el reloj y huyen de la zona con un turismo conducido por una tercera persona que las estaba esperando.

Es a partir de este hecho que los investigadores inician las pesquisas policiales que los conducen a establecer que detrás de este hecho delictivo hay un grupo criminal especializado en los robos en los que las víctimas son generalmente personas de edad avanzada que llevan joyas o relojes de alta gama.

Habitualmente se acercan con cualquier pretexto para generar cierta confianza y entonces se acercan para hacerles un abrazo. En este momento utilizan su habilidad para apropiarse de la joya o reloj y llevársela sin que la víctima se dé cuenta. En el supuesto de que la persona sea consciente de que le están intentando sustraer alguno de sus efectos personales no dudan en hacer uso de la violencia para consumar el delito y se aprovechan del hecho de que se trate de personas vulnerables con una capacidad limitada.

Los mossos han podido acreditar que se trata de un grupo itinerante que actúa en Catalunya pero que pasa algunas temporadas llevando a cabo su actividad delictiva en otros puntos de España o en otros países europeos.

La organización estaba integrada por seis personas de las que cuatro eran las que generalmente consumaban materialmente los robos mientras que las otras dos lo hacían de manera más esporádica y habitualmente los que actuaban como conductores para facilitar la fuga.

El 17 de mayo se llevó a cabo el dispositivo de explotación de la investigación y se intervino documentación relacionada con los hechos delictivos, varias llaves de los vehículos que utilizaban y prendas que llevaban en el momento de cometer los robos.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el 18 de mayo y el juez decretó su libertad con cargos.

Dos detenidas por otro robo con el mismo método delictivo

El 17 de mayo agentes de paisano de la comisaría de Les Corts detuvieron a dos mujeres, de 20 y 18 años y de nacionalidad rumana, que no tenían relación con el grupo criminal desarticulado.

Las arrestadas acababan de cometer un robo con el mismo modus operandi. En este caso otro agente, que estaba fuera de servicio, detectó como las dos mujeres controlaban a un hombre de 71 años con una actitud sospechosa, las siguió a distancia y alertó a la comisaría de este hecho.

Este Mosso observó como las dos mujeres le halagaban con el objetivo de acercarse y le decían que lo podían cuidar si así lo quería. Con la confusión que se generaba con esta puesta en escena en la víctima una de las mujeres se acercó en actitud de abrazarlo y lo aprovechó para desabrocharle hábilmente la cadena de oro que llevaba, valorada en 1.200 euros.

En este momento el agente fuera de servicio intervino para impedir el robo y evitar que las dos mujeres pudieran huir. Este hecho coincidió en el tiempo con la llegada de la patrulla de paisano que las pudo detener.

Las dos mujeres quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.

Desarticulada una organización que actuaba con el método de la mimosa