Comienzan las obras de 5 edificios de madera para alquiler público

Comienzan las obras de 5 edificios de madera para alquiler público

El Ayuntamiento de Barcelona incorporará al parque público de la ciudad 277 viviendas industrializadas construidas mayoritariamente con madera, en varias obras que ha iniciado esta semana.

Esta fórmula que supone numerosas ventajas ambientales y en sostenibilidad ya se ha llevado a cabo en construcciones de vivienda pública y cooperativa ampliamente galardonadas, como el edificio de La Borda galardonado con el Premio Mies Van der Rohe, Advanced Architecture Awards 2022 en Cirerers, y los pisos de alquiler público para jóvenes de Fabra i Coats galardonado con un Premio FAD de Arquitectura.

En concreto, los nuevos edificios industrializados de madera están situados entre Sant Martí y Sant Andreu. Los de Sant Martí se encuentran entre la calle Pallars (con 42 pisos); Binéfar (con 24 pisos) y Dolores Iturbe (con 40).

En Sant Andreu, se trata de dos promociones situadas en Casernes, de 70 y 56 pisos. De los 277 nuevos pisos industrializados, sólo uno de los proyectos industrializados, ubicado en la Calle Marroc, recupera el hormigón a través de un módulo tridimensional de 45 pisos.

Las promociones industrializadas se ofrecerán en régimen de alquiler público a precios muy inferiores a los del mercado.

Ventajas medioambientales

Las promociones industrializadas gozan de numerosas ventajas medioambientales. Entre ellos figura la reducción del impacto ambiental por medio del uso de la madera en la estructura de los bloques; la reducción de la demanda de energía de calefacción y refrigeración por medio de medidas pasivas y de un sistema de climatización de alta eficiencia.

También, la inclusión de cubiertas verdes para mitigar el efecto del calor y la instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta para la generación de energía renovable. Igualmente, el aislamiento de las fachadas se resuelve con materiales de bajo impacto medioambiental (lana de roca y corcho) que logran una gran protección pasiva.

Estos 232 nuevos pisos de madera se sumarán a los edificios públicos y cooperativos existentes o en marcha. En total, pues, el parque público y cooperativo de la ciudad pasará a disponer de 673 pisos de madera. Entre ellos, las citadas promociones cooperativas (La Borda, la Xarxaire, Cirerers, La Balma), el edificio de alquiler público para jóvenes de La Fabra i Coats y uno de los edificios de la futura promoción de Glòries ya en obras.

A lo largo de 2023 el Ayuntamiento estará cerca de doblar el parque de 7.500 viviendas públicas que había en 2015.