Calzados Sir, la esencia del negocio local, en su 60 cumpleaños

Calzados Sir, la esencia del negocio local, en su 60 cumpleaños

El comercio local de las grandes ciudades no paso por su mejor momento, básicamente debido a las grandes superficies que van inundando las urbes.

Muchas de las tiendas con esencia de toda la vida han ido cerrando sus puertas, pero, Calzados Sir resiste y además de tener esos fieles clientes de siempre, cada día gana nuevos adeptos.

Calzados Sir, la esencia del negocio local, en su 60 cumpleañosCalzados Sir se abrió en 1960

Antonio Olivella y Nuria Pujol abrieron una tienda de calzados en la calle Riera Alta. “Tenía 12.000 pesetas y montamos el negocio”, explica Nuria.

En los inicios les embargaron dos veces el negocio, pero nunca tiraron la toalla. A sus 85 años, acude cada día a la tienda de la Ronda Sant Antoni hacia las 12:00 horas. A las 10:00 lo hace Antonio, de 87 años.

“Tenemos clientes de toda la vida. Hemos visto pasar tres generaciones de una misma familia en SIR. Abuelas, madres y, ahora, las hijas”, explica Nuria.

El negocio familiar de toda la vida

Antonio y Nuria tienen tres hijos, Nuria, Toni y Jordi, que siguen con el negocio familiar.

Ahora, Calzados SIR tiene cinco tiendas:

  • La de Ronda Sant Antoni, 23
  • Otra en calle Urgell, 10
  • La de la calle Berlín, 2
  • Sant Andreu, 165
  • Y la de Gran de Gràcia 222.

Sus clientes son personas con problemas en los pies y en sus escaparates no encontramos zapatos de marcas comerciales como en otros sitios.

“La salud de los pies es nuestra prioridad”, indica Antonio, una persona de trato muy agradable y «Perico». “Los tiempos actuales son complicados, como para todo el comercio local, pero resistimos gracias a nuestra especialidad”, añade Antonio.

Calzados Sir, la esencia del negocio local, en su 60 cumpleañosLa siguiente generación

Nuria hija: “Trabajamos con zapatos especiales y priorizamos el confort, con anchos especiales y calzados para pies diabéticos y de trabajo”. Calzados SIR es uno de los comercios más emblemáticos del barrio de Sant Antoni, un barrio que ha sufrido grandes cambios en los últimos años y que padece el aumento de la delincuencia. “Falta seguridad”, dice Nuria Olivella Pujol.

Los años 90, asegura, “fueron los mejores”. “Entonces, llegamos a vender incluso zapatos a personas muy mayores, de movilidad reducida, que ni tan siquiera tenían que bajarse del taxi».

«Probábamos varios zapatos y se quedaba el que mejor le iba. Hoy, en la Ronda Sant Antoni, esto es imposible”, lamenta Nuria, convencida de que el negocio tiene futuro “por las soluciones que damos a gente que padece con los pies”.

Calzados Sir es algo más que zapatos

Modernos, clásicos, deportivos o elegantes. La seguridad de encontrar su zapato para plantillas ortopédicas, para el pie diabético, para el trabajo e incluso anchos especiales.

Prueba de ello es el amplio surtido de sus tiendas. Para mujeres, hay zapatos desde la talla 32 hasta la 44. Para hombres, de la 36 a la 52.

Calzados Sir, la esencia del negocio local, en su 60 cumpleaños