Expedientan al informático que denunció ante los Mossos a un cura por tener material pedófilo

El Ayuntamiento de Barcelona se persona contra el centro Pare Manyanet por el suicidio de una alumna

El Ayuntamiento de Barcelona se ha personado contra el centro Pare Manyanet Sant Andreu por el suicidio de una alumna de 15 años.

Los hechos ocurrieron el 19 de mayo del 2020, cuando la adolescente de 15 años, decidió quitarse la vida justo antes de ir a la escuela. Desde el primer momento, la familia ha mantenido que su hija sufría «bullying» y acusa a la dirección del Manyanet de no haber hecho nada para evitarlo. El centro niega la acusación y asegura que nunca recibió ninguna “queja formal” por parte de la familia.

Un año después de los hechos, los juzgados continúan investigando el caso, que se encuentra en fase de instrucción, y la acusación particular sigue buscando pruebas que puedan demostrar que la adolescente sufría acoso y que la escuela no activó los protocolos. De hecho, hace tres meses los Mossos se llevaron el portátil de la joven para intentar encontrar alguna pista.

En paralelo, el síndic de greuges de Catalunya abrió una investigación y concluyó que habían fallado los protocolos antiacoso en el Manyanet. Las alarmas saltaron cuando, días después del suicidio, la alumna recibió un mensaje en el correo interno de la escuela con el mensaje “Mor”, del que se ha podido identificar la autoría, que corresponde al entorno escolar.

El Pare Manyanet Sant Andreu, un centro problemático

La escuela ha estado rodeada de problemas año por otros casos. Meses antes del suicidio de la joven de 15 años, los Mossos detuvieron al cura JC, que trabajaba en el Pare Manyanet Sant Andreu por tener material pedófilo en el ordenador. El director del centro apartó al informático que lo había denunciado, alegando que había causado un gran perjuicio a la escuela, comunicando el caso a los Mossos.

A principios de este año también se hizo público que la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) había investigado el Manyanet en 2017 por un caso de ladillas en las pestañas de tres niños, una infección poco usual ya que estos insectos viven generalmente en los genitales y suelen transmitirse por contacto sexual.

El Ayuntamiento se persona contra el centro Pare Manyanet por el suicidio de una alumna